El volante paraguayo, de 19 años, aparece en los planes de Zubeldía para el próximo torneo.
El volante integró el seleccionado sub-20 de su país en el último Sudamericano.

Como fue la apuesta de Miguel Almirón en un primer momento y la de Matías Rojas en un segundo momento, Lanús volvió a posar los ojos en un joven futbolista paraguayo, de grandes condiciones y mucho futuro, enfocado en potenciar su equipo para la próxima temporada.

Se trata de Marcelino Ñamandú, de 19 años, que juega en Cerro Porteño e integró el plantel del seleccionado sub-20 de su país en el último Sudamericano de Chile. En ese torneo fue una de las figuras de su equipo y además le anotó un gol a la Selección Argentina.

Leé también:  Lanús apuesta fuerte por los juveniles

Este joven volante creativo, que es la joyita del club paraguayo, se destacó en la última temporada y eso despertó el interés del Granate, especialmente del entrenador Luis Zubeldía, que lo conoce muy bien de su paso por Cerro Porteño. Zubeldía, además, fue el técnico que lo subió a la primera del equipo y lo hizo debutar en el fútbol paraguayo cuando tenía 18 años en un encuentro de la Copa Paraguay.

Lanús no es único interesado en el talentoso mediocampista. También es seguido de cerca por River, que lo tiene en carpeta para reforzar su plantel de cara a la próxima temporada y eso puede complicar las negociaciones.

Leé también:  ¿Un guiño de De la Vega al Granate?

Por otra parte, el plantel de Lanús, ya con los refuerzos confirmados del defensor Ezequiel Muñoz y el arquero Agustín Rossi, entrenará hoy en el Polideportivo de Guidi y Cabrero, con la mira puesta en lo lograr la mejor puesta a punto para el próximo torneo.