El futbolista de Talleres contó cómo sobrelleva la cuarentena y la incertidumbre con la que viven sus colegas por los contratos sin definición. “La mayoría están en la misma y con preocupación”, dijo.
“No hay ninguna certeza sobre lo que vaya a pasar”
“No hay ninguna certeza sobre lo que vaya a pasar”, dijo.

El fútbol del ascenso en Argentina es una verdadera incógnita. Aún no se sabe cómo se van a definir los torneos, ni qué va a pasar con los contratos que se terminan en julio ni cuándo podrían volver a la actividad.

En ese marco de incertidumbre, Adrián Maidana contó cómo sobrelleva estos días de cuarentena en Escalada. “Es un momento complicado porque no tenemos definiciones de nada. No hay ninguna certeza sobre lo que vaya a pasar y solo podemos trabajar un poco lo físico para no perder tanto desde ese lugar”, explicó el mediocampista de Talleres. “Todo esto es cansador pero no tenemos alternativa”, lamentó.

Su caso es el mismo de otros 2 mil futbolistas de todas las categorías nacionales: a finales del mes que viene, se terminan sus contratos y no está definida su renovación. “Por el momento no hubo contacto con los dirigentes para trabajar en este tema. Si bien puede haber una intención de acordar, nadie sabe que va a pasar. Incluso, hablo con excompañeros de otros equipos y la mayoría están en la misma, a la espera y con preocupación. Ni siquiera sabemos si vamos a jugar un Reducido para definir el ascenso, mucho menos esto”, expresó el ex Brown de Adrogué.

Leé también:  Dabove charló y aconsejó a los Juveniles

Sobre la posibilidad de que se reduzcan sueldos como ocurrió en Europa y en algunos planteles del fútbol de Primera, fue claro: “En el ascenso no se podría. Son contados con los dedos de una mano los que puedan vivir sin cobrar en estas categorías. La mayoría vive al día y necesitamos mes a mes del sueldo para sostener a la familia. Si se redujeran sueldos sería un problema para el ascenso”.

Unos días atrás, participó de las ollas populares que organiza Talleres.
Unos días atrás, participó de las ollas populares que organiza Talleres.

Como la mayoría de los planteles, Talleres también entrena por Zoom y cada uno trabaja en el espacio que dispone. “Yo vivo con mi pareja y mi hija en mi casa y me pude comprar algunas cosas para hacer las rutinas pero es difícil. Yo tengo una carrera como deportista y estoy acostumbrado a otra cosa, a entrenar, compartir trabajos en grupo, el vestuario. Pero bueno, es lo que hay y tratamos de encontrarle la vuelta por otro lado”, indicó. Eso se traduce a “más tiempo con la familia, ayudar a mi hija con la tarea del jardín, mirar películas, disfrutar de esas cosas que por mi carrera muchas veces no puedo”.

Leé también:  Los exfutbolistas de Talleres, siempre dispuestos a dar una mano

En las últimas semanas, Maidana se ganó un lugar en los medios por haber sido uno de los futbolistas que se sumó a las ollas populares que organiza el club en Timote y Castro. “Me quede con una sensación muy linda de poder aportar a la causa desde nuestro lugar. La gente se portó muy bien con nosotros y disfrutamos de darles una mano en una situación tan difícil como la que están pasando estas familias”, contó. “En mi caso, hacía mucho que no salía a la calle y haber estado 30 o 40 minutos ahí, compartiendo y ayudando, me hizo muy bien”, agregó.