El Presidente cuestionó la protesta que lanzaron el Frente Sindical, las distintas vertientes de la CTA y la izquierda durante una recorrida por obras en Punta Lara.
El Presidente defendió su gobierno esta mañana en Punta Lara.

Durante una recorrida por las obras de modernización de una planta potabilizadora en Punta Lara, el presidente Mauricio Macri criticó a los gremios que este martes realizan un paro contra el Gobierno para pedirle un cambio de rumbo en sus políticas.

Acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, Macri fue enfático en sus palabras: "Elegimos este día, otra vez arrancar trabajando, este día en el que otros en un momento difícil del país deciden parar. Nosotros no, estamos acá trabajando”.

Leé también:  Macri dejará un dólar 539% más que caro que en 2015

Durante su discurso ante la prensa ese fue el único tramo que le dedicó a la huelga para cuestionar a los sindicatos del Frente Sindical y las distintas vertientes de la CTA que este mediodía encabezan una masiva marcha en Plaza de Mayo frente a la Casa Rosada.

En tono de campaña, el mandatario dijo que “volver al pasado sería autodestruirnos” y consideró que en este momento “sería muy fácil dar un giro hacia atrás, tomar los recursos que tenemos, gastarlos todos hoy y comprometer las futuras generaciones”.

“O estar en cadena nacional y obligarlos a escucharme todos los días o manejarnos solamente con periodistas amigos y poner mucha propaganda de los que hicimos para ver si los convencemos”, dijo en un claro tiro por elevación a Cristina Fernández.

Leé también:  La herencia que deja Macri: tres años de recesión y una pobreza cercana al 40%

En uno de los momentos más delicados para el Gobierno, cuando la imagen negativa del presidente sigue creciendo a raíz de la crisis económica, Macri eligió despegarse de todo eso y confrontar directamente con el kirchnerismo de cara a las elecciones de octubre.

“No es un relato, no es un cuentito, esto es de verdad”, dijo Macri al señalar las fotos tomadas antes y después de la modernización de la planta y se comprometió a “dejar atrás 80 años de mentiras, corrupción y promesas incumplidas”.