Con el alta médica e instalado en su casa, el exentrenador de Los Andes habló cómo afrontó este duro momento y remarcó que ahora está "mentalizado" en recuperarse "lo antes posible" de esta enfermedad.
El DT, con el alta médica, sigue su recuperación en su casa.

El entrenador Luis Blanco estuvo 37 días internado, seis de ellos en coma inducido y otros en terapia intensiva, luego de dar positivo de Coronavirus y hoy, ya instalado en su casa de España, agradece ser uno de los sobrevivientes de esta dura enfermedad. “Todas las noches le agradezco a Dios”, remarcó, feliz y tranquilo, sabiendo que lo más duro ya pasó.

Blanco le dio pelea al Covid-19 y, tras una batalla de un mes y medio en la Clínica del Sol de Marbella, ganó el partido más difícil de su vida, el más importante, frente al rival más duro que enfrentó en sus 60 años. Y por eso, al recordar todo esto, el ex DT de Los Andes –hoy en el Mons Calp de Gibraltar- no escatimó las palabras para los agradecimientos.

“Al primero que le agradezco es a Dios y por eso todas las noches oro para agradecer y para que todo salga bien. Así también a mi familia que, si bien se bancó esto sin verme y lejos, yo siempre percibí su fuerza y me hizo muy bien, como a los médicos, al hospital, a Leo Bella (el gerente deportivo del Mons Calp) y a todos los que se preocuparon por mí en este duro momento”, subrayó en una charla con Diario La Unión, en la que se lo notó bien de ánimo y sin agitarse demasiado al momento de hablar, en una señal más que importante.

Leé también:  Las últimas intervenciones en geriátricos de Lomas por casos sospechosos de Coronavirus

Por eso ahora, en la comodidad de su casa y con los momentos más complicados en el pasado, Blanco dio detalles sobre cómo fueron sus últimos dos meses en España y remarcó que, desde el momento que le detectaron Coronavirus, vivió un proceso “muy duro” en todo sentido, aislado y lejos de su familia, que siguió su recuperación desde Argentina.

“El primer golpe duro fue cuando me dijeron que tenía Coronavirus y de ahí en adelante fue todo un proceso muy duro, con seis días en coma y muchas semanas de internación. La lucha contra este virus que ataca mucho a los pulmones fue muy dura, pero hacerlo aislado, sólo y sin poder ver a la familia, fue lo más fuerte que me tocó vivir”, remarcó.

Leé también:  Almirante Brown lanzó la línea 0800-22-Covid para dar información y recibir consultas

Y su relato no termina ahí. También contó cómo fueron los primeros instantes en la clínica. “Cuando llegué al hospital no podía dar dos pasos, me faltaba el aire y ahí, en ese instante, me dieron oxigeno asistido  y me trasladaron a terapia intensiva. Y cuando entré en coma, perdí noción de todo, fundamentalmente del tiempo”, recordó este sobreviviente, que estuvo  en coma y pudo vencer al Coronavirus.

Hoy, si bien sabe que lo más duro pasó, también tiene en claro que se encuentra en un proceso “lento” hasta recuperarse plenamente de la enfermedad que azotó al mundo entero y tiene un saldo de más de 27 mil muertes en España. “Estoy en plena recuperación, siguiendo con los cuidados que me recomendaron en el hospital y con un fisioterapeuta que me ayuda todos los días. Es un proceso lento, pero yo estoy mentalizado en recuperarme lo antes posible”, concluyó.