Se organizan e instalan alarmas comunitarias en cada uno de sus barrios.
Referentes de los barrios tienen en su celular una aplicación para hacer sonar la alarma o llamar al 911 ante cualquier problema.

Con la intención de hacer frente a la ola creciente de hechos de inseguridad, cada vez más vecinos de Avellaneda se organizan e instalan en sus barrios alarmas comunitarias. El sistema funciona en casi todas las localidades de la ciudad en busca de prevenir el delito.

La iniciativa implementada desde mediados de 2018 contempla la participación directa de los vecinos mediante un método muy simple: referentes de los barrios tienen en su celular una aplicación para hacer sonar la alarma o llamar al 911 ante cualquier problema.

Días atrás los vecinos de Wilde que se involucraron en el plan participaron de una reunión con la secretaria de Seguridad municipal, Cecilia Rodríguez; y el titular de la Comisaría 5º de Wilde, Emanuel Gonzalez, para intercambiar experiencias y acercar inquietudes.

Leé también:  Lo buscaba la Policía y lo atraparon cuando fue a votar

“Fue la oportunidad de compartir impresiones acerca de la situación de cada zona”, explicaron desde la Secretaría de Seguridad. Los vecinos acercaron sus preocupaciones y aprovecharon la oportunidad de pedir mayor patrullaje y vigilancia en zonas concretas.

Para solicitar la instalación de las alarmas comunitarias, los vecinos deben comunicarse al 4204-1297 o escribir por mail a subseguridadnotificaciones@gmail.com.

Una vez que el proceso de colocación de los dispositivos se pone en marcha, la ubicación de las alarmas se decide junto a la comunidad y se articula directamente con el Municipio.