Los jefes comunales de la región se mostraron conformes con los resultados obtenidos y ya trabajan fuerte de cara a los comicios del 22 de octubre.

En la Tercera Sección del Conurbano bonaerense primó el voto de continuidad para los gobiernos oficialistas de los partidos de Echeverría, Lanús, Presidente Perón, Avellaneda y Brown. Los intendentes celebraron la confianza del electorado y prometieron redoblar los esfuerzos.

La mayor diferencia entre la primera fuerza -Unidad Ciudadana- y la segunda -Cambiemos- se dio en Brown, donde la lista de Mariano Cascallares obtuvo un 39% frente al 25% de Carlos Reggazoni, representante de Cambiemos. “Los vecinos están viendo el esfuerzo y la cantidad de obras en el distrito”, evaluó el jefe comunal a la vez que aseguró que “la mayoría de las obras las financia el Municipio, excepto algunas que la financiación es compartida” con el Gobierno provincial, pero no hay “ninguna obra de Nación”.

“Esta respuesta del vecino nos da un apoyo muy grande para seguir trabajando”, afirmó el intendente, cuya fuerza obtendría ocho bancas en el Concejo de repetirse el resultado en octubre. Otro de los distritos con importantes resultados para Unidad Ciudadana fue Echeverría, donde la lista del oficialismo cosechó también un 39% de los votos frente al 28% de Cambiemos.

“Quiero agradecerles a los que nos acompaña ron, sobre todo por el esfuerzo que han hecho en todos estos días. Es un resultado importante, estamos contando voto a voto en la provincia de Buenos Aires y en nuestro distrito sacamos un gran resultado”, destacó el intendente tras conocer los resultados en el búnker de Monte Grande. “Nos llena de fuerzas para seguir trabajando y continuar con las transformaciones que estamos haciendo”, aseguró.

En el caso de lograr cifras similares en las elecciones generales, Unidad Ciudadana sumaría seis bancas y Cambiemos alrededor de 4 en el Concejo de Echeverría. A pesar de la reñida elección en Lanús, la lista de Néstor Grindetti -Cambiemos- logró imponerse con un 34% frente al 32% de Unidad Ciudadana, donde el oficialismo sumaría entre cinco y seis bancas en octubre.

Tras conocer los resultados, el intendente destacó el apoyo de los vecinos y los grandes cambios logrados en estos dos años de gestión. “En los últimos años no había un Estado que asistiera y que haga obras. Los vecinos votaron eso y seguramente va a exigir mucho más. Eso nos motiva a seguir trabajando”, destacó, e hizo hincapié en que “los vecinos ratificaron el cambio y que no quieren volver al pasado”. “Ésta es la política que quieren, que resuelve sus problemas”, aseguró.

Por su parte, la candidata a primera concejal por Cambiemos en Lanús, Noelia Quindimil, aseguró que van a “redoblar los esfuerzos” de cara a octubre y explicó que los vecinos “ayudan a consolidar al cambio”, porque notan el “contacto permanente, las obras y las mejoras en los servicios”.

Sin muchas sorpresas ni diferencias, en los distritos de Avellaneda y Presidente Perón, los resultados fueron beneficiosos para Unidad Ciudadana. En el caso del histórico distrito peronista conducido por Jorge Ferraresi, la lista encabezada por Mónica Ghirelli acumuló el 39% de los votos, con una diferencia de siete puntos de Cambiemos bajo la conducción de Sebastián Vinagre.

De repetirse estos resultados, el oficialismo obtendría unas seis bancas aproximadamente, mientras que la oposición sumaría entre cuatro y cinco. Finalmente, en el caso de Perón, Unidad Ciudadana obtendría entre cinco y seis bancas con un 35% y lograría recuperar el liderazgo del Concejo de repetirse estos resultados en octubre, mientras que el frente Un País lograría dos o tres asientos con el 20%.