La Federación Nacional de Inquilinos le exigió al Ministerio del Interior que tome medidas para mantener el precio de los alquileres hasta fin de año.
Buscan que el Gobierno los contemple en el paquete de medidas de emergencia.

Agrupaciones y organizaciones que defienden los derechos de los inquilinos de todo el país solicitaron este viernes al Gobierno que incluya a este sector de la población en las medidas económica que viene anunciando para aliviar el bolsillo hasta fin de año.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, dijo que el reclamo a la Casa Rosada apunta a que se emita un decreto por el cual se ordene el congelamiento de los alquileres para evitar el impacto del rebrote inflacionario.

El pedido fue dirigido por los inquilinos al ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y al secretario de Vivienda, Iván Kerr, quien también tiene a su cargo el plan de créditos hipotecarios Procrear.

Leé también:  Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56%

“En diciembre 2018 perdió estado parlamentario el proyecto de Ley de Alquileres que había sido aprobada por el Senado y ahora en el marco de la crisis cambiaria y económica, pedimos ‘el congelamiento de los alquileres’”, expresaron desde la Asociación Civil Inquilinos de Corrientes.

Nire Roldán, referente de la Concejalía Popular de Rosario y representante de organizaciones de inquilinos de esa ciudad, explicó que la solicitud es porque “hay millones de personas que no van a poder pagar sus alquileres si se dispara la inflación y los contratos se negocian con esos porcentajes”.

La inflación venía a un ritmo del 55% anual hasta antes de las elecciones primarias y los contratos de renovación se estaban negociando con cláusulas de ajuste semestral del 25% y anual de entre el 40% y el 50%. Ahora, con el brusco incremento del dólar después de las PASO, la incógnita es cuánto saltará la inflación hasta fin de año.

Leé también:  El acuerdo de precios debería ser acompañado por una política cambiaria y fiscal

En un comunicado, la Federación de Inquilinos Nacional sostuvo: “Hoy un inquilino perdió el 30% de sus ingresos, y los inmuebles se valorizaron ajustados al dólar. Solicitamos fijar el valor del canon mensual al valor del 1 de agosto y prohibir las rescisiones de hecho por desacuerdos en los valores hasta la sanción de una Nueva Ley de Alquileres”.

Roldán agregó que hoy los inquilinos tienen un problema por la devaluación del peso, dado que la mayoría son asalariados y no pueden pagar ni las expensas ni ajustes semestrales que piden los propietarios.

“Hay que frenar esto. Por eso proponemos para los 7 millones de inquilinos que hay en el país que paguen sus alquileres sobre la base de lo abonado en agosto hasta que tengamos una nueva ley”, expresó Roldán.