Nora Dighero tiene 90 años, es pianista y le gusta saber de todo. Recuerda que cuando ella era chica, a eso de la 7 de la mañana, tocaban el timbre en su casa y dejaban el diario La Unión en la puerta.

“Mi mamá lo primero que hacía era agarrarlo, hacer el mate y empezar a leerlo”, remarca, y aclara: “Tenía muchas noticias interesantes. Recuerdo la llegada del hombre a la Luna. Mi mamá me envió el ejemplar a La Carlota, Córdoba, donde yo vivía en ese momento”. El 21 de julio de 1961, el principal titular decía “La luna ha sido alcanzada por el esfuerzo del hombre”.

Nora tiene 90 años.

Talca, nieta de Nora, cuenta la relación que esta familia tuvo con el diario. “El primer suscriptor fue Esteban Dighero, mi bisabuelo, alrededor de 1930. Me contaban que leía el diario al mediodía cuando llegaba del trabajo, pero la primera que lo leía era mi bisabuela Sabina, modista de muchas señoras acaudaladas de la zona. Cuando ellos fallecen, pasa la suscripción a Roberto Dighero, mi tío abuelo. Él fallece y mi tía continuó con la suscripción del diario. Seguimos con la tradición de seguir leyéndolo”, asegura, y dice que tiene una imagen en su cabeza: la de su tío durmiendo la siesta con la cabeza arriba de algún ejemplar: “El diario siempre estaba sobre la mesa, siempre estuvo presente”. ■