Hubo 14 subas y dos bajas en un año en el que el consumo se retrajo progresivamente. Las naftas premium fueron las que más cayeron en ventas.
Las naftas premium tuvieron una caída de 8,22% en el año.
Las naftas premium tuvieron una caída de 8,22% en el año.

Los precios de los combustibles subieron en promedio un 70% durante 2018, con un mínimo de 64,21% para la nafta súper y un máximo de 76,27% para el diésel.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha) informó que el gasoil subió 74,29% y la nafta premium 65,77%, en un escenario de mercado caracterizado por la política de desregulación o liberación de precios adoptada por el Gobierno nacional a fines del año anterior, "medida largamente esperada por el sector de los hidrocarburos", y la evolución de la economía hacia un escenario de recesión y crisis.

Leé también:  Buenos Aires: cayó casi 40% la compra venta de inmueble en junio

"Ambos factores incidieron sobre la demanda, cuyo comportamiento a lo largo del año refleja el impacto que recibió el consumidor", destacó Cecha. Diciembre cerró con una caída promedio en términos interanuales de la demanda de combustibles de 5,17%, una baja menor que la de noviembre, que había alcanzado al 8,26%.

Todos estos aumentos, que estuvieron por encima de la inflación anual (47,6%), tuvieron su contraparte en el consumo con un fuerte recorte en las ventas especialmente en las naftas premium que tuvieron una caída de 8,22% en el año. El gasoil, en tanto, tuvo baja del 5,8%.

"Si bien en el comparativo anual el consumo de combustibles registra valores similares, los datos muestran que éste se fue retrayendo progresivamente a lo largo del año", destacó el informe.