En el Sur cayó ante Chacarita por 1 a 0 y la única chance de salvarse pasa por una derrota de Quilmes ante Guillermo Brown en Puerto Madryn.
Los Andes no estuvo a la altura y quedó al borde del descenso.
Los Andes no estuvo a la altura y quedó al borde del descenso.

Un milagro. De eso depende el Milrayitas para salvar la categoría. En el Sur, cayó ante Chacarita por 1 a 0 y quedó a un paso del descenso.

Apretado desde lo numérico, el partido fue una mezcla de desdicha, nervios y falta de puntería para los de Kopriva. El innegable empuje de Los Andes estuvo acompañado por una constante imprecisión producto de la situación que atraviesa el equipo, sumado a las limitaciones que fueron propias de esta temporada. Chacarita, por su parte, llegó a Lomas menos presionado, para cumplir con el calendario en un año deportivo para el olvido.

Leé también:  El Eduardo Gallardón se llenará de autos de todas las épocas

En ese contexto, el Milrayitas empezó atacando y a los 12 minutos le dieron un cachetazo. A la salida de un tiro libre contra su arco, Cano encabezó la contra Funebrera por la banda izquierda y González la definió de frente a Requena.

Turraca disputa con Rivero el dominio del balón.
Turraca disputa con Rivero el dominio del balón.

Si el panorama era complicado a esa altura, peor todavía con la desventaja. Así y todo, Lomas fue al frente aunque lo cierto es que, pesar a llegar mucho, preocupó poco. Las ganas de Brítez Ojeda y Turraca, las escaladas de Guille Pereira, algún tiro libre de Frías y una docena de córners apenas sirvieron para intimidar a Bruera que, ante cualquier exigencia, siempre respondió bien.

En el segundo tiempo, Chacarita ajustó las marcas y Los Andes lució desconectado, como desmotivado por el esfuerzo sin rédito que realizó en los 45 iniciales. Perdió las formas y recayó en continuos pelotazos y centros sin destinatarios.

Leé también:  Contra Santamarina habrá 2x1 para los hinchas

Sobre los 31 minutos, Lenci tuvo la chance más clara del partido pero de frente al arco de Bruera y casi dentro del área chica definió mal, por arriba del travesaño.

La historia no se empezó a escribir en esta tarde y la derrota fue solo una más de una campaña que desde el comienzo fue mala. Lo que pase con Quilmes en Madryn definirá la suerte del Milrayitas.