Por séptimo año consecutivo, la familia Milrayitas celebró El Día del Hincha de Los Andes, donde no faltó el rojo y blanco, los cánticos y el disfrute en las puertas del estadio Gallardón.
Se cumplió un nuevo aniversario de la recuperación de la Sede Social.
Se cumplió un nuevo aniversario de la recuperación de la Sede Social.

Desde hace siete años, el 23 de mayo de 2012 se transformó en un día festivo para los simpatizantes del Milrayitas, ya que se conmemora el “Día del Hincha de Los Andes”.

Recuperar el espacio de la Sede Social de la avenida Hipólito Yrigoyen demandó varios años de luchas, reuniones y asambleas para ponerle punto final a una concesión que se extendía hasta el año 2047.

La noche fría no fue excusa. Desde antes de las 19, los hinchas se fueron autoconvocando en las puertas del edificio. Y desde allí partió la caravana rumbo al estadio Eduardo Gallardón, al grito de “la famosa banda del Milrayitas” que acompañaron jovenes, mujeres y niños enfundados en los colores rojos y blancos. Y claro, no se olvidaron de Temperley, Banfield y demás clásicos.

Leé también:  Los Andes dio el puntapié inicial con un sólido triunfo

Los festejos prosiguieron a puro grito, cánticos y con más hinchas que esperaban sobre la avenida Santa Fe para participar de los shows musicales y demás atracciones.

Una vez que arribó la caravana disfrutaron del rock del grupo lomense La Jacobo y la banda de cumbia Melodía Callejera” como cierre.

Los hinchas, además, estuvieron acompañados por el colectivo “Los Andes tiene memoria” y la Agrupación 23 de Mayo Grupo Sede, la cual jugó un rol esencial en la recuperación del espacio social.

En tiempos donde todavía golpea el descenso y se piensa en la reestructuración tanto dirigencial y futbolística, no hubo tiempo para lamentos. El hincha entendió que había que estar unidos por Los Andes, demostrando grandeza y creyendo que vendrán cambios.

Leé también:  Para Guille Pereira, lo “importante” es sostener la racha positiva
Muchas familias se autoconvocaron y marcharon al Gallardón.
Muchas familias se autoconvocaron y marcharon al Gallardón.