El reconocido director de orquesta murió en un accidente aéreo en el Barrio Parque Barón, en 1951. Quieren homenajearlo por su gran talento.
Los vecinos piden que donde cayó la nave tendría que haber como mínimo una plaqueta.
Los vecinos piden que donde cayó la nave tendría que haber como mínimo una plaqueta.

El 28 de abril de 1951 Lomas quedó conmovida por un accidente aéreo que dejó cuatro muertos, entre ellos Osmar Maderna, el talentoso director de orquesta de tango que, como muchos, recobró más conocimiento luego de esta tragedia. Ahora, proponen instalar un recordatorio en el lugar donde cayó su avioneta, en Barrio Parque Barón, Lomas.

El Diario La Unión reflejó la noticia y le dedicó el titular más importante: “A 200 metros de altura chocaron dos aeroplanos: hubo 4 muertos”. La nota remarca la sorpresa de los testigos de aquel hecho que señalaron que “corrían una carrera”: “Vieron despertada su curiosidad, ante el cuadro que ofrecían dos aeroplanos, que volando a una misma línea a proximidad en extremo peligroso, era evidente que corrían una carrera”. Pero “la cola de uno” chocó contra “el ala del otro” sobre el Barrio Parque Barón.

“Algunos creen que fue el antecesor de PiazZolla”, remarca Néstor Gammella.

Uno de los aviones cayó en el baño de una casa en Córdoba 850, y el otro cayó en un descampado, más al Norte. Las víctimas del primero fueron trasladadas al Gandulfo, pero murieron a las pocas horas. Entre los ocupantes de la segunda avioneta, como copiloto, estaba Maderna, de 33 años, quien murió en el acto. Esa misma noche, la viuda de Maderna, Olga Mazzei, perdió su embarazo.

Leé también:  Colocan 44 árboles en homenaje a los tripulantes del ARA San Juan

“En el lugar donde cayó la nave tendría que haber como mínimo una plaqueta, un recordatorio. Fue un gran director de orquesta y un revolucionario del tango. Pero parecería que Osmar Maderna fue más reconocido tras su muerte, y es lógico, porque pese a su juventud revolucionó al tango. Algunos creen que fue el antecesor de Piazzolla”, remarca Néstor Gammella, vecino de Lomas, quien se enteró de la historia por su mamá, que hoy tiene 85 años.

El Diario La Unión comunicó la noticia el 29 de abril de 1951.
El Diario La Unión comunicó la noticia el 29 de abril de 1951.

“Maderna ensayaba con su orquesta en una casa de las de tipo chorizo, de la familia Daquila; Pedro Daquila fue uno de sus cantores. La casa estaba en Esteban de Luca casi esquina Brasil, en Parque Patricios. Cuando se casó Pedro Daquila, la orquesta amenizó la fiesta y estuvieron invitadas las jóvenes del barrio, entre ellas mi madre. Pero no pudo asistir, ya que le surgió otro casamiento, de un familiar, y allí conoció a mi padre. Al poco tiempo chocan los aviones, y muere Maderna en Lomas. Todo el barrio quedó conmovido”, recuerda Néstor, sobre el relato de su abuela.

Leé también:  ARA San Juan: bautizan con el nombre de tres tripulantes a dos calles y una plazoleta

En febrero pasado se cumplieron 100 años del nacimiento del autor de “Lluvias de estrellas”. Si bien en un principio sus restos descansaron en el Panteón Sadaic, en el cementerio de Chacarita, desde el 27 de abril de 2014, sus cenizas reposan en un monumento construido en su memoria en el cementerio de Pehuajó, su ciudad natal.

También hay una placa en la casa donde vivió en Caballito, sobre Espinosa, entre Yerbal y las vías.

“Es un groso, y como pasa muchas veces, su muerte no parece haber sido muy significativa para la sociedad, al momento de producirse. Pero hoy es reconocido como un gran músico”, cerró Néstor, con cierta nostalgia.

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here