El encuentro se llevó a cabo este miércoles por la noche en la parroquia San Francisco de Paula.
Lugones pidió que el tema se trate en las escuelas.

En el marco del "Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas", el obispo de Lomas, monseñor Jorge Lugones, presidió una misa en la parroquia San Francisco de Paula situada en Budge.

Durante el encuentro que se llevó a cabo este miércoles por la noche, Lugones pidió que el tema se trate en las escuelas. "Necesitamos educación sobre el tema en las escuelas y en la catequesis, donde odamos compartir, debatir y formar sobre las adicciones, ser agentes multiplicadores de la prevención, porque los chicos y chicas también pueden prevenir a otros, y ayudarlos a no caer en este flagelo", remarcó.

Leé también:  "La patria merece un proyecto integrador"

Desde el Obispado informaron que la misa se ofició en la parroquia San Francisco de Paula porque allí, en un predio contiguo, funciona un CPA (Centro Provincial de Atención en Salud Mental y Adicciones) que recibe a personas con problemas de adicciones, brinda atención profesional y acompaña con las familias.

A los que venden drogas, Lugones los definió como "lobos con piel de oveja", porque “comercian con la persona y la salud de los demás, es un negocio con los más pobres y más débiles".