Puertas, capots, patentes, motores, tableros, paragolpes, entre otras autopartes, fueron halladas en lo que era un taller clandestino que tenía como fachada una casa común y corriente.
Hallaron autopartes de diferentes vehículos.

En la calle Antonio Mentruyt al 700, en una vivienda en Lomas, funcionaba un taller desarmadero de autos robados que la Policía desmanteló en las últimas horas.

Producto de una investigación (que se valió de la observación de vehículos que ingresaban pero no salían al domicilio), los efectivos de la Comisaría 1ª de Lomas se dirigieron a esta casa y verificaron que allí funcionaba un taller, sin razón social ni habilitación, cuyo responsable era un mecánico de 46 años.

Leé también:  Cae una banda que hacía entraderas disfrazados de policías

Lo primero que les llamó la atención fue un Renault Sandero color bordó, con una patente que no le correspondía y al cual le habían sacado el capot, el paragolpes delantero y las ópticas delanteras, además de partes plásticas. Al chequear la numeración del motor, constataron que había sido robado el 29 de enero en Esteban Echeverría.

En el lugar los efectivos hallaron una gran cantidad de autopartes de diferentes autos, incluyendo puertas, capots, patentes, motores, tableros, paragolpes, entre otros. En cada caso chequearon si había pedidos de secuestro y confirmaron que varias de estas partes se relacionaban con robos ocurridos en Lomas de Zamora y Almirante Brown.

Leé también:  Cayó la banda "de los handies" en Villa Galicia