Las cuadrillas del Municipio emprenden acciones para despejar la basura y el barro acumulado. También realizaron obras de mantenimiento hídrico.
Trabajos sobre la calle Epecuén, perteneciente a Lamadrid.

Para garantizar un normal escurrimiento del agua en las calles y prevenir inundaciones durante los días de fuertes lluvias, el Municipio reforzó la limpieza y desobstrucción de bocas de tormenta en los distintos barrios de Lomas.

Bajo la coordinación de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, las cuadrillas limpiaron más de 200 sumideros durante las últimas semanas. Con maquinaria especial para sacar la basura y el barro acumulado, los trabajaron se llevaron a cabo en calles de Fiorito como los cruces de Murature con Ejército de los Andes y La Virgencita; Larrazábal y Baradero; y en Plumerillo y Ejército de los Andes.

Por su parte, los despejes en Santa Catalina se desplegaron en Facundo Quiroga y Manuela Pedraza; los cruces de Giachino con Ratti, Tita Merello y Facundo Quiroga; y sobre Olimpo y 11 de Julio.

Leé también:  Cómo se desarrolla la entrega de bolsones de comida en los clubes de Lomas

Además de la desobstrucción de múltiples bocas de tormenta, en el Barrio Obrero se limpiaron las celdas del reservorio hídrico en conjunto con la Delegación de Santa Catalina y colocaron una manguera de seis pulgadas en una de las bombas. Mientras que en la calle Carlos Boss y Canal 7 colocaron caños que sacarán el agua de los barrios.

MÁS ACCIONES. En Llavallol Norte, se despejaron sumideros en las intersecciones de Arribeños con Machado de Asís y La Huella; Isla Soledad y Sirito; Luzuriaga con Moldes y El Rosedal; La Huella y Liniers; y Amado Alonso y Machado de Asís.

Lo mismo ocurrió en Lamadrid sobre Epecuén, entre Bustos y Euskadi; y en Virgilio y Blandengues. Y en Centenario hubo trabajos en Milán y Ginebra; Conesa y Bucarest; y los cruces de Paris con Berna y Hoyos.

Leé también:  Cómo son los operativos ambientales en los barrios populares de Lomas

“Es importante que se limpien los sumideros con frecuencia para que no haya problemas de inundaciones en los días de lluvias fuertes", destacó Julio Soto, vecino de Centenario. Las tareas de mantenimiento hídrico también llegaron a calles de Budge, San José Oeste, Banfield Oeste, Temperley Este y Turdera.

Para que no se tapen las bocas de tormenta, es necesario que se tome conciencia sobre el cuidado del barrio. Es por eso que desde las delegaciones piden a los ciudadanos que eviten el arrojo indiscriminado de residuos en las calles y respeten los horarios para sacar la basura.