Los hospitales Alende, Llavallol y el Dispensario de Temperley ya tienen a disposición elementos de primera línea que son claves para optimizar los diagnósticos. El Municipio también está remodelando el Materno Infantil de Budge.
Martín recorrió el Alende.

Para mejorar la atención que reciben los vecinos y modernizar las herramientas que utilizan los profesionales, el Municipio de Lomas continúa incorporando equipamiento de alta tecnología en los centros de salud.

“Tenemos un compromiso con el cuidado de la salud y vamos a seguir invirtiendo para mejorar las condiciones de nuestros hospitales y salas de atención. Queremos que todas las familias sepan que pueden contar con un sistema sanitario eficiente y con capacidad de brindar una respuesta a cada problemática”, señaló el intendente, Martín Insaurralde, que esta semana recorrió la obra de remodelación de quirófanos y sala de observación del Hospital Alende.

Leé también:  El Hospital de Llavallol atiende gratis a 8.000 vecinos cada mes

El centro de salud de Budge recibió además dos camillas de transporte con elevación de altura, un electrocardiógrafo digital con accesorios, un monitor de electrocardiograma y un desfibrilador. Por su parte, el Hospital Llavallol se vio beneficiado con un ecógrafo portátil y el Dispensario de Temperley, con un microscopio binocular. Estas donaciones se dieron por parte de la Fundación para la Salud de Lomas en base a las necesidades de cada centro, a partir de una coordinación con el Municipio.

Las entregas y recorridas contaron con la presencia del secretario de Salud del Municipio, Mariano Ortega Soler, y los representantes de la Fundación: el presidente, Antonio Venezia; el secretario, Héctor Marchetta; el tesorero, Marcos Génova; y el secretario de actas, Diego Iriarte. Asimismo, en cada uno de los centros estuvieron los directores Fabián Calzetta (Alende), Alfredo Distefano y Cristina Frangiela (Llavallol), y Sandra Rocco (Dispensario).

Leé también:  Lomas: a través de charlas, ayudan a prevenir enfermedades

“Recibir un microscopio nos posibilita aumentar el trabajo, es muy importante para nosotros sumar equipamientos y ponerlo a disposición de la gente”, destacó Rocco.

En el Hospital Alende, “cerca de mil vecinos y vecinas se atienden todos los días en distintas especialidades en el Hospital Materno Infantil Alende. Les agradezco a los profesionales por la dedicación y el compromiso”, expresó Martín.

El año pasado, el Alende incorporó un respirador de alta frecuencia, un mamógrafo de última generación y una incubadora para el servicio de Neonatología que permite el desarrollo de los bebés prematuros con los correctos estímulos, termorregulación y parámetros médicos. Además se digitalizó la sala de rayos para avanzar en los diagnósticos.

Leé también:  Un vecino de Temperley creó pulseras para diabéticos

El Dispensario también cuenta con un mamógrafo, cuyo estudio sirve para ver imágenes muy iniciales de un cáncer de mama, como microcalcificaciones y nódulos. Asimismo ayuda a identificar quistes y patologías benignas, y ver la evolución y cambios de la mama a lo largo de los años.

OBRAS EN UNIDADES SANITARIAS. El Municipio de Lomas continúa desarrollando obras de modernización y reformas en las unidades sanitarias de los distintos barrios. Por estos días los trabajos avanzan en Las Casuarinas de Temperley, donde están construyendo siete nuevos consultorios, un salón de usos múltiples, enfermería con baño propio, un vacunatorio, tres baños públicos, cocina, farmacia, depósito para residuos patológicos y una sala de espera con rampas.