Se realizó el último fin de semana en La Casona de Tulio, ubicada en Banfield. El personal de la Dirección de Eventos Masivos del Municipio la canceló y desalojó a los participantes.
Durante la clausura.

En plan de regular las actividades nocturnas que puedan poner en riesgo la seguridad de los vecinos, el Municipio de Lomas clausuró una fiesta clandestina que se realizaba en una salón de eventos sin la habilitación correspondiente.

La acción se llevó adelante luego de una denuncia de vecinos en la dirección Palacios 1221, Banfield, donde funciona La Casona de Tulio.

Con el apoyo de la Policía Local y CPU, el operativo fue coordinado por la Dirección Municipal de Eventos Masivos (área de la Secretaría de Gobierno local). Tras constatar la clandestinidad, se desalojó a las personas que participaban de la fiesta y se clausuró el lugar.

Leé también:  Detienen a miembro de una red de porno infantil
En Palacios 1221.

La fiesta había sido promocionada por redes sociales semanas antes, vendiendo las entradas anticipadas a un valor de $150. Además, los organizadores habían contratado personal de control de admisión y permanencia, lo cual hablaba de una gran logística.

ACCIONES. Durante los fines de semana, el área Eventos Masivos lleva adelante controles entre las 22 y las 6 de la mañana, con apoyo policial, para poder prevenir cualquier fiesta clandestina o el funcionamiento de cualquier local sin habilitación.

Desde la Secretaría de Gobierno, en tanto, advirtieron que a partir de la nueva Ordenanza municipal 16.775, se podrá multar a casas particulares que generen ruidos molestos.