La tercera temporada de "Stranger Things", la serie con guiños a la estética de los ’80, ya está disponible en Netflix.

En los nuevos episodios, una diabólica criatura que esclaviza las mentes y la infiltración de espías militares rusos, son algunos de los viejos y nuevos peligros.

Los ocho nuevos capítulos transcurren de esta serie casi un año después de los eventos de la temporada anterior, ahora a mediados de 1985, con el grupo central de protagonistas dejando atrás la niñez y en plena revolución hormonal adolescente.

Es verano en el pueblo ficticio de Hawkins, Indiana, y todos los personajes parecen haber dejado atrás a las criaturas terroríficas de la realidad alternativa del “Upside Down”, así como las conspiraciones de organizaciones secretas gubernamentales.

Leé también:  Elvis Presley llega a Netflix en dibujito