La iniciativa a cargo del Municipio de Lomas tiene el objetivo de brindar mayor seguridad tanto a los alumnos que se van de viaje escolar como a los deportistas que concurren a instituciones.
se realizó un operativo en el club temperley.
Se realizó un operativo en el club temperley.

Los choferes de los micros que transportarán a los jóvenes de Lomas tienen que someterse a los controles de alcoholemia realizados por el Municipio con el propósito de brindar mayor seguridad y tranquilidad a la comunidad.

Las últimas jornadas se llevaron a cabo en la Escuela Primaria Nº11 de Parque Barón y en el Colegio Nuestra Señora de Itatí de Centenario. Además de los test, los inspectores de la Dirección de Tránsito controlaron la documentación de los conductores y verificaron que los vehículos cumplan con todas las condiciones reglamentarias. Este procedimiento también se llevó a cabo en la previa de un viaje de deportistas del Club Temperley.

La iniciativa a cargo de la Secretaría de Gobierno comenzó el año pasado y está destinada tanto a las familias con chicos y chicas en edad escolar como a las entidades situadas en los distintos barrios.

Los interesados en contar con este control de alcoholemia antes de que el micro salga hacia un viaje o excursión tienen que presentar una nota con la fecha y todos los datos correspondientes en el área que está ubicada en la oficina 218 (2º piso) del Palacio Municipal de Manuel Castro 220.

además de los test de alcoholemia, los inspectores verifican toda la documentación y las condiciones de los vehículos.

“Tenemos un compromiso asumido con la prevención de siniestros viales. Esta medida garantiza que los chicos disfruten del viaje y los padres puedan estar tranquilos de que los choferes se encuentran en condiciones óptimas de conducción. También solicitamos la documentación del vehículo”, destacó el secretario de Gobierno, Martín Chorén.

Por su parte, el Municipio continúa con los controles de alcoholemia en puntos claves de los barrios para reducir el número de siniestros viales y concientizar a los vecinos. Las jornadas en horario nocturno se llevan a cabo los fines de semana, ya que son los momentos en los que aumenta el consumo de alcohol.

La ley establece como límite hasta 0,5 gramos por litro de sangre para conducir vehículos particulares, nivel que desciende a 0 para el conductor de motos y 0,2 al acompañante; y 0 gramos para los conductores con registro profesional.

 

MÁS INFO: también continúan los controles de alcoholemia en puntos claves de los barrios y durante los fines de semana para concientizar a los vecinos.