El delantero no será tenido en cuenta por el entrenador Cristian Aldirico  y se desvinculará del club en los próximos días. Brum, por su parte, seguirá en la entidad sureña.
El delantero anotó apenas un gol en la última temporada de la B Nacional.
El delantero anotó apenas un gol en la última temporada de la B Nacional.

Con la mira puesta en la próxima temporada de la B Nacional, Temperley no pierde tiempo y ya negocia la salida de algunos futbolistas que no serán tenidos en cuentas por el entrenador Cristian Aldirico.

El primer caso fue el de Santiago Giordana, que acordó en buenos términos su desvinculación. Luego continuaron con las bajas de Darío Salinas y Nahuel Luna. Y ahora le tocó el turno a Leandro González, uno de los futbolistas que tienen dos años de contrato con el Gasolero.

Leé también:  Temperley y Alvarado aburrieron a todos en el Beranger

El delantero no colmó las expectativas depositas en él, perdió terreno en el equipo titular con el correr del torneo y no es prioridad para el técnico de cara al próximo torneo.

Por eso, la dirigencia inició las negociaciones para finalizar el vínculo y, según le informaron a Diario La Unión desde el club, están “muy cerca” de llegar a un acuerdo con el futbolista para ponerle punto final a su vínculo con la entidad.

En este sentido, y sabiendo que deberá bajar el presupuesto de la temporada pasada, la dirigencia del Gasolero continuará con las negociaciones y el próximo futbolista con el que tendrán que conversar es Lucas Wilchez, quien tampoco se pudo afianzar en el once titular desde el arribo de Aldirico al club.

Leé también:  El duelo de Celestes quedó en las manos del Pirata

Roberto Brum, por su parte, seguirá en Temperley y formará parte del plantel del próximo campeonato, ya que, según informaron desde la entidad celeste, la intención del experimentado volante es quedarse en el club para pelear por un lugar en el equipo.

Tras finalizar esto, llegarán las primeras contrataciones.