Laurita Fernández iba a ser la conductora de los Premios Estrella de Mar, en una ceremonia prevista para el 11 de febrero en La Feliz.

A partir de las suspicacias que surgieron, teniendo en cuenta que la blonda está ternada por “Sugar”, se bajó de la conducción de evento.

El motivo de su decisión tiene que ver con poder “ir con el elenco de Sugar a disfrutar de la noche con todos mis compañeros”, según ella misma anunció por Twitter.