La producción industrial se encuentra en caída libre, según el Indec.
Fiat paralizó por completo su producción en mayo.

Por la crisis y la caída de la demanda, las fábricas de todo el país funcionaron sólo al 57,7% de su capacidad instalada en marzo, nueve puntos por debajo de la medición del mismo período del año pasado, según informó ayer el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec).

El impacto de la recesión se evidencia en las estadísticas que reflejan la delicada situación que atraviesa la industria en la actualidad. Datos así no se observaban desde 2002. Este marzo fue el peor en lo que va de la gestión del presidente, Mauricio Macri.

Leé también:  Cayó la demanda de energía eléctrica en industrias y comercios

El nivel de utilización de la capacidad instalada disminuyó un 0,8% en relación a febrero, pero bajó un 6,8% al comparar los registros del primer trimestre de este año con los de 2018.

La caída más pronunciada fue la de la industria automotriz, que tiene casi las tres cuartas partes de su capacidad de producción paralizada, afectada por despidos, suspensiones y paradas técnicas, con un promedio del 35% en marcha.

Afectada por la fuerte caída de la producción, la industria metalmecánica presentó el segundo promedio más bajo con un 43,1% de su capacidad.

Por ejemplo, este mes, Fiat frenó totalmente su producción durante once días en su planta de Córdoba, y la fábrica de camiones Iveco trabajará solo ocho días en mayo.

Leé también:  El nivel de actividad en la industria cayó un 8,4% en el inicio del año

“La menor utilización de las plantas se origina también en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico”, detalló el informe.