Una propuesta que se hizo popular en el Hospital Gandulfo llegó ahora al flamante centro de salud. Un grupo de vecinas lleva lecturas para niños en las guardias y las esperas de pediatría.
todos los martes se presentan en el Hospital de Llavallol.

La compañía, la docencia, el acto desinteresado, el “dar” más allá de lo material. Son todas acciones que por estos días se ven cada vez menos, pero están ahí, buscando su lugar, y en Lomas dicen presente.

Vecinos de distintos barrios de la ciudad conformaron un grupo que se llama “Cuentacuentos” y, luego de articular con las autoridades del Hospital Llavallol, lograron tener un espacio para llevar lecturas a la guardia del lugar, tanto para los chicos que acompañan en la atención a los padres, como para los que van a atenderse en pediatría.

“Llegamos al hospital hace unos días luciendo remeras coloridas, algo lindo y llamativo adornándonos la cabeza, con libros en la mano y muchas ganas de promover y fomentar la lectura en el ámbito hospitalario, para que la espera y el tratamiento sean un poco más llevaderos”, contaron Cristina y Adriana, dos de las mujeres que encabezan la idea.

Leé también:  Lomas: debía operarse y la Fundación para la Salud donó la prótesis

La propuesta de estas amantes de la lectura es una réplica de lo que ya venían llevando a cabo desde hace unos años en el Hospital Gandulfo. La idea se mantiene intacta: brindar un momento de relajación y lectura para los más chicos, inspirar en ellos una atención diferente proponiéndoles adentrarse en la vida de personajes de ficción. Todos los martes vuelven al lugar y allí las esperarán para seguir sorprendiéndose con cada relato.

UN HOSPITAL QUE AVANZA. El centro de salud que abrió sus puertas el año pasado sigue creciendo mes a mes a partir de diferentes obras para inaugurar espacios y servicios.

En diciembre se inauguró una sala de observación con seis camas, monitores multiparamétricos, tomas para la provisión de gases medicinales y todos los elementos necesarios para que los enfermeros puedan trabajar con comodidad.

Leé también:  Destacan los beneficios de aprender a utilizar la lengua de señas

Asimismo, por estos días avanza la construcción de un área de internación y otra de tres quirófanos en el primer y segundo piso del lugar. Respecto al área de internación, estará compuesta por 21 habitaciones y 52 camas para el proceso de recuperación de los pacientes.

En paralelo, sobre la calle Gibson están realizando la ampliación del hospital con consultorios externos con su correspondiente apoyo de servicios (núcleo sanitario, recepción, admisión y administración). Allí brindarán neurología y urología.