Las mujeres que se dedican a llevar magia literaria al centro de salud local continuarán con su labor en el verano.
Se extenderá la labor al Hospital de Llavallol.
Se extenderá la labor al Hospital de Llavallol.

Las Cuentacuentos del Hospital Gandulfo no se toman vacaciones y aseguraron que continuarán con sus habituales narraciones en la sala de espera de pediatría todos los miércoles por la mañana y además cada 15 días visitarán el área de ginecología e internación de adultos.

“Vamos a continuar con la actividad como lo hacemos durante todo el año, pero para 2019 proyectamos poder visitar más salas del hospital”, comentó la creadora de las cuentacuentos, Adriana Molina.

Entre las actividades que esperan poder incorporar este año, las narradoras van a visitar el Hospital de Llavallol a partir de febrero, según adelantaron. “Todavía estamos con los preparativos, pero la idea es poder ampliar nuestra función social”, detalló Molina.

Las Cuentacuentos visitan una vez por semana, las salas de espera para narrar un cuento y además regalan libros a los más chicos para acercarlos a la lectura.