Los estudiantes, orientados por Marcos Rivero, harán un trabajo de Roberto Arlt, pero adecuándolo a las similitudes con los últimos años.
Los jóvenes, junto al docente, entusiasmados con la iniciativa.

Marcos Rivero es profesor de Lengua y Literatura del Centro Educativo Nivel Secundario (CENS) N°453, quien junto a los alumnos de dos cursos del último año llevarán adelante durante octubre el proyecto de “Aguafuertes Porteñas”, famosa obra del novelista Roberto Arlt, adecuada a la época actual y con el objetivo de que los estudiantes logren expresarse de las distintas situaciones políticas, económicas y sociales por las que atraviesa el país.

La obra “Aguafuertes Porteñas” son textos que retratan a Buenos Aires y Arlt se interesaba por el lado oculto de la Ciudad. Ubicada temporalmente en 1930, más exactamente en la llamada década infame, posee muchas similitudes y puntos en común con la época en la que se vive actualmente en el país, como la desigualdad social y el desempleo, motivo por el cual fue electa por Rivero para que sus alumnos la lleven a cabo. Los trabajos serán individuales y se trabajarán mayoritariamente en clase, con un tema libre y a elección de cada uno, para luego compilar todas en uno de los proyectos finales de la materia.

“A principio de año trabajamos con autores clásicos como Edgar Allan Poe, Horacio Quiroga y algunos contemporáneos como Eduardo Galeano, hasta que llegamos a ver el teatro moderno, por lo que elegimos a Roberto Arlt”, explicó detalladamente el profesor acerca de la labor realizada a lo largo del ciclo lectivo, para proseguir añadiendo: “El objetivo era trabajar el género dramático. Lo primero que hicimos y que nos sirvió como especie de puntapié fue ‘La Isla Desierta’, en la que los chicos representaban a los personajes al mismo tiempo”.

Leé también:  Galería de Fotos: La Catedral de Lomas recibió a los más necesitados con un almuerzo

El docente manifestó que Roberto Arlt era un autor comprometido con el realismo social y que, con sus novelas, atraviesa a la literatura argentina, pero que tanto él como sus estudiantes tomarán de Arlt la faceta de periodista no convencional que utiliza en sus “Aguafuertes”. “Su obra es irónica, contradictoria, con humor ácido. Pareciera que cuenta una anécdota, pero muestra una realidad y busca disparadores para dar su punto”, contó el hombre de 32 años.

Alan Belotto, estudiante del CENS, se explayó sobre el proyecto que se avecina: “El docente nos enseña a estudiar, con el proyecto ‘Aguafuertes’ estoy intrigado, poder dar tu punto de vista de algún tema del país es muy interesante. Además, el concurrir y compartir espacios con los universitarios está bueno porque me doy cuenta de que quiero seguir estudiando”.

Leé también:  Campaña para colaborar con Casa Manu de Monte Grande
“El gran objetivo de la materia es que los alumnos se lleven algo, en este caso un producto hecho por ellos. que no sientan que sólo vienen a estudiar, este espacio brinda otras cosas y estamos para acompañarlos”, dice Marcos Rivero.

Por su parte, Sebastián Saavedra, alumno de tercer año, habló acerca de la materia: “Me gusta cómo el profesor encara los proyectos, como por ejemplo cuando fuimos a la Expo Universidad, donde nos orientaban y alentaban a que sigamos estudiando”.

“El gran objetivo de la materia es que los alumnos se lleven algo, en este caso un producto hecho por ellos. Que no sientan que sólo vienen a estudiar, este espacio brinda otras cosas más importantes y estamos para acompañarlos”, aseguró Rivero sobre las metas como profesor de Lengua y Literatura, para luego cambiar de rol y colocarse como integrante del CENS: “Ayudarlos en la parte académica, trasmitirles responsabilidad, siempre con respeto y poder formarlos como personas”.

El CENS es una escuela para jóvenes y adultos que funciona gracias a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (Juan XXIII y Ruta 4), la cual presta las instalaciones para que se puedan dictar las clases, hace ya 31 años. Con un programa de tres años, otorga posibilidades para finalizar el secundario, a la espera, en los próximos años, de poder agrandar la cantidad de alumnos que logran egresarse.