El agente que estaba de civil baleó a uno de los ladrones que ingresó a un supermercado para robar.
el oficial estaba como civil, pero reaccionó ante el ataque de los cuatro delincuentes.
el oficial estaba como civil, pero reaccionó ante el ataque de los cuatro delincuentes.

Un policía bonaerense mató a balazos a un delincuente e hirió a uno de sus cómplices durante un asalto al supermercado en el que el efectivo estaba como cliente, en la localidad de Gregorio de Laferrere.

El hecho ocurrió este domingo en Lope de Vega al 3700 de la citada localidad del partido de La Matanza, en la zona sudoeste del conurbano.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando un efectivo de 22 años, que se desempeña en la Unidad de Policía de Prevención Local de La Matanza, estaba en un supermercado mientras realizaba unas compras, vestido de civil.

Leé también:  Un Policía baleó a un delincuente al salir en defensa de un vecino asaltado

En ese momento cuatro delincuentes ingresaron con fines de robo y uno de ellos apuntó con una escopeta al propietario del comercio, un joven de 28 años de nacionalidad china, para exigirle el dinero de la recaudación.

Según las fuentes, el policía dio la voz de alto y el asaltante armado efectuó un disparo contra él, quien repelió la agresión con su arma reglamentaria.

De acuerdo a los voceros, el oficial efectuó entre cinco y seis balazos, tras lo cual los delincuentes huyeron sin consumar el robo.

Uno de los ladrones cruzó la calle y cayó muerto sobre la vereda a raíz de varios disparos que recibió durante el enfrentamiento.

Leé también:  Exhuman para una reautopsia el cuerpo de la adolescente fallecida en San Miguel del Monte

Efectivos de la comisaría oeste 3ra. arribaron al lugar y se entrevistaron con su compañero y con el dueño del negocio.

Además, el personal policial llamó a una ambulancia y los médicos constataron el deceso del ladrón, de unos 30 años.

Al costado del cadáver, los uniformados encontraron una escopeta calibre 12 de dos caños que fue secuestrada, añadieron las fuentes.

Los investigadores establecieron que sus cómplices escaparon a bordo de un Volkswagen Gol azul que apareció abandonado a unas cuadras del supermercado.

Los pesquisas hallaron en el interior del auto, que no tenía pedido de secuestro, restos de manchas de sangre, por lo que sospecharon que uno de los delincuentes también había resultado herido.

Leé también:  Asaltan un convento y le dicen a los religiosos que roban por hambre

Luego, un joven de 22 años ingresó al hospital Paroissien de Isidro Casanova a raíz de una herida de bala en el tórax y quedó internado bajo custodia policial.

El hecho es investigado por el fiscal Juan Pablo Tahtagian, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza.