El mercado de la denominada línea blanca se derrumbó por la devaluación y la pérdida del poder adquisitivo. Los tres grandes rubros más afectados fueron las heladeras, cocinas y lavarropas.
Heladeras, cocinas y lavarropas fueron los rubros más afectados.
Heladeras, cocinas y lavarropas fueron los rubros más afectados.

La venta de electrodomésticos de la denominada línea blanca cierra el año con una caída de entre 25% y 30% respecto a 2017. El mercado se derrumbó por la devaluación y la pérdida del poder adquisitivo.

"En los primeros cinco meses del año las ventas aumentaron 15% en cantidad de unidad, lo que amortiguó la caída total del año, que va a rondar finamente entre 25 y 30 puntos en el sector. A partir de agosto se registraron caídas de ventas mensuales que treparon hasta 40% en noviembre", detalló el gerente de relaciones institucionales de Whirlpool, Alejandro Toscano.

Leé también:  Las ventas en supermercados y shoppings acumulan once meses de caída

Los tres grandes rubros de electrodomésticos más afectados fueron las heladeras, cocinas y lavarropas. "La recuperación del sector va a depender de la recuperación del salario real, de la caída de la tasa de interés y de la confianza de los consumidores", expresó Luis Galli, del grupo Newsan, con miras al 2019.

Los comercios lanzaron descuentos para Navidad con el objetivo de vender las TV que quedaron en stock tras el Mundial de Rusia y aires acondicionados que tampoco tuvieron las ventas esperadas.