Los empresarios creen que la corrida cambiaria no se detendrá y que será muy difícil contener los aumentos de precios, según encuestas privadas.

Macri junto a los empresarios de las empresas más poderosas del país.

El futuro del país tiene un gran signo de interrogación para la mayoría los argentinos. Sin embargo, las expectativas no son optimistas hacia fin de año. El dólar, los aumentos de precios y la caída en el nivel de actividad se mantienen entre las principales preocupaciones, según varias encuestas privadas.

De acuerdo a un estudio realizado por BDO y Taquion, la mayoría de los empresarios considera que la crisis cambiaria “será recurrente” durante los próximos meses, y calculan un dólar a fin de año en un rango de $30 a $35, a pesar de las medidas adoptadas por el Gobierno para calmar la corrida.

Leé también:  La inflación seguirá elevada hasta el primer trimestre de 2020

El 45,2% pronostica que el valor del billete oscilará entre $32 y $35 en diciembre; y el 35,7% proyecta la divisa entre los $30 y los $32. El dato llamativo es que para el 71,8% los temblores no son coyunturales, sino que tendrán réplicas.

Casi el total de los dueños y directivos de empresas consultados (98,8%) considera que habrá un traspaso de precios a partir de la suba del dólar. No obstante, el 63,8% opina que ese traslado “será parcial” ante un consumo que se muestra retraído, mientras que el 35% señaló que “será directo”.

“Si el aumento del dólar que se registró en los últimos dos meses se traslada a las góndolas y a los distintos sectores de la economía, la situación podría ser preocupante: la inflación ascendería por encima del 30% que pronostican hoy en la Casa Rosada”, dice el informe.

Leé también:  Comer carne es cada vez más caro para los argentinos

En ese caso, el índice de optimismo, según una encuesta de Magnament & Fit llega a 32,1%. Apenas un 10,3% cree que la situación de los precios mejorará. Y ya hay alertas por el descenso en los niveles de
empleo.