Desde el Gobierno bonaerense afirmaron que aún "es muy prematuro" para definir si la provincia está en condiciones de pagar el bono de fin de año a los empleados públicos.
Días atrás la gobernadora Vidal había puesto en duda el pago del bono

El ministro de Asuntos Públicos bonaerense, Federico Suárez, aseguró que la oficialización de la asignación no remunerativa fijada por el Gobierno nacional para el sector privado es "muy reciente", por lo que la provincia no pudo aún tomar una decisión.

"La firma del decreto del bono es muy reciente; es muy prematuro el tiempo para definirlo a nivel provincial: si bien el impacto de este bono sería en 2018, las provincias necesitamos un tiempo prudencial para evaluar las posibilidades y ser serios", dijo el funcionario.

Leé también:  Aumentó un 26,4% la VTV en la provincia de Buenos Aires

La administración de Mauricio Macri confirmó ayer que los empleados del sector público nacional también recibirán un paliativo salarial que los ayude a sobreponerse parcialmente a una inflación que cerrará el año en torno al 47%.

El Gobierno precisó que unos 200.000 empleados del Estado nacional recibirán un bono de $5.000 en diciembre y que habrá un nuevo aumento, que se materializará en dos tramos: 5% en enero y 5% en febrero.

A diferencia del extra que recibirán los privados, el bono para los estatales será remunerativo, pero no computará para ítems de antigüedad y de aguinaldo.

Ese paliativo fue acordado por el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, con el secretario general de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez.