Sebastián Borensztein dirige el film basado en una novela de Eduardo Sacheri.Transcurre en el 2001 en un pueblo bonaerense. Se suman Brandoni y Llinás.
un “western pampeano” que llega a las salas el 15 de agosto.
un “western pampeano” que llega a las salas el 15 de agosto.

Ricardo y el Chino Darín son los protagonistas de “La odisea de los giles”, el film basado en “La noche de la usina”, la novela de Eduardo Sacheri y dirigido por Sebastián Borensztein.

Definido como un “western pampeano”, ya está disponible el primer avance de esta película que comenzó a rodarse en 2018 y que llegará a las salas el 15 de agosto, con todos los boletos para arrasar en las taquillas.

Al margen de los Darín, que por primera vez trabajan juntos en una película, el film cuenta con un elenco estelar, con Luis Brandoni, Verónica Llinás, Daniel Aráoz, Carlos Belloso, Rita Cortese y Andrés Parra,.

Leé también:  Se estrena la última entrega de la saga de “Avengers”

Mientras que Sebastián Borensztein volverá a dirigir a Ricardo Darín, luego de la exitosa “Un cuento chino”. Mientras que el actor se reencontrará con Luis Brandoni, luego de muchos años cuando protagonizaron la comedia “Mi Cuñado”.

Ricardo y el Chino son además productores a través de su empresa Kenya Films, junto a Kramer & Sigman Films (Crónica de una Fuga, Tiempo de Valientes, El Perro, El Último Elvis, Séptimo, Relatos Salvajes, El Clan, Acusada y El Ángel; la productora española MOD (Los Otros, Mar Adentro, Mortadelo y Filemón, Lucía y el sexo y La Lengua de las mariposas, entre otras) y Telefe, con la participación de TVE y Movistar+.

El 2001 y el Corralito. Las acciones de esta película tienen lugar en el noroeste de la provincia de Buenos Aires en 2001, donde un grupo de vecinos de la ficticia localidad de O’Connor se ponen al frente de una iniciativa que busca recuperar la economía de la zona, que se vino a pique por la crisis económica que azotó a la Argentina en esos días.

Leé también:  Darín y Pietra vuelven a sufrir

Es entonces cuando la ilusión está cerca de concretarse, que la irrupción abrupta del “Corralito”, la medida económica anunciada por el Gobierno en aquellos días, más los manejos fraudulentos de los vivillos oportunistas tiran abajo el sueño, como si fuera un castillo de naipes.

A partir de entonces, y luego de otros hechos desafortunados, estos hombres tan dispares se unen para recuperar lo perdido, pero no recurriendo a los “canales” tradicionales, sino pegando el golpe de sus vidas a su principal enemigo.

El exfutbolista Fermín Perlassi, su hijo universitario Rodrigo y su amigo el anarquista-radical Antonio Fontana serán quienes liderarán a los vecinos sedientos de revancha, secundados por el transportista Lorgio, su rebelde e inestable hijo Hernán, los hermanos “volados” López, el encargado ferroviario Belaúnde y el extraño Molina.

Leé también:  Se entregan los Oscar con algunos candidatos cantados

Todos apuntan contra Fortunato Manzi, un empresario que no tiene obstáculos para aprovechar las crisis en busca de nuevos negocios.