Vanina González intenta cada día transformar el dolor de la pérdida en una acción solidaria que le dejó como legado Nahuel, quien falleció hace cuatro años.
Asegura que Nahuel le dejó un legado que ella está cumpliendo a través de la ONG.
Asegura que Nahuel le dejó un legado que ella está cumpliendo a través de la ONG.

Aunque el dolor de una madre tras la pérdida de un hijo es para toda la vida, Vanina González (42) intenta cada día transformar ese sentimiento en acciones solidarias. Así fue como nació hace tres años el Centro Institucional Organización Nahuel de Fiorito.

“Perdí a mi hijo de 15 años en un accidente de tránsito y después de un año muy doloroso para toda la familia decidí instalar este espacio social en mi casa porque Nahuel era un chico muy solidario y estoy segura que esto es su legado, eso que me dejó para que yo continúe”, explicó Vanina sobre cómo llegó a la decisión de poner un comedor que además dicta talleres y asesoramiento a toda la comunidad del Barrio de Fiorito.

Leé también:  La lomense dedicada a difundir el patrimonio local

Vanina está casada, es ama de casa, tiene cuatro hijos más y aunque el centro que creó le lleva mucho tiempo y trabajo asegura que la gratifica. “Cada vez que veo las caritas de los nenes me siento completa. Además vienen muchos chicos que conocieron a Nahuel y me dejan cartas, me hablan muy bien de él y eso es parte de lo que me ayuda a seguir cada día”, contó.

Durante todo el año, cada jueves y viernes de 17 a 19, Vanina abre las puertas merendero y comedor ubicado en Antonio Filardi 1461, Fiorito.

“Vamos a retomar la actividad el 14 de febrero, ya que enero lo tomamos para hacer algunas refacciones”, señaló Vanina, quien además resaltó que la demanda crece día a día:

Leé también:  La vecina que cada día se dedica a crear redes solidarias

“El año pasado teníamos a unos 80 chicos y este año superamos los 100 nenes y jóvenes que vienen para tomar la copa de leche y llevarse la vianda para compartir con sus familias”.

La ONG, no solo brinda alimentos, también hay talleres gratuitos, un ropero comunitario que funciona una vez al mes y asesoran a los vecinos que necesiten realizar algún trámite.

A partir del próximo miércoles ya estarán inscribiendo a los talleres de peluquería, manicuría, pedicuría y depilación. También brindarán apoyo escolar y un taller de cestería en papel para realizar objetos con diarios y revistas. “Intentamos buscar alternativas para que los vecinos tengan una salida laboral”, detalló y pidió ayuda: “Necesitamos alimentos no perecederos porque esto lo hacemos a pulmón, gracias a donaciones y hoy nos falta de todo”.

Leé también:  La detienen tras asesinar a la ex pareja de su cuñada

Para contactarse con Vanina entrar a: Facebook/Cion Vanina Gonzalez o envia un mensaje de WhatsApp al 1130389962.