La producción de madera y muebles se contrajo un 15,1% interanual en el primer semestre de 2019, la mayor caída desde la crisis de 2002, de acuerdo con un informe de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA).
La producción de madera y muebles se contrajo un 15,1% interanual.
La producción de madera y muebles se contrajo un 15,1% interanual.

La industria del mueble fue el segmento más afectado, con una una baja del 20,3% interanual en su nivel de producción, mientras que la producción de madera cayó 4,1%.

A su vez, los datos revisados para 2018 corrigieron a la baja la caída anual, que fue de 10%, al doble que el ritmo de la industria manufacturera en general.

Hoy, el sector de madera y muebles muestra un volumen de producción 13% inferior al 2015, según la entidad empresaria.

Leé también:  Ándes Línea Aérea podría dejar de volar

FAIMA indicó además que si bien las perspectivas para el tercer trimestre de este año se enfocaban en que la crisis encuentre su piso, básicamente por el estímulo que imprimió el programa "Ahora 12", la devaluación de esta semana "dota de incertidumbre los próximos meses, por su impacto en la inflación, el consumo y los costos".

En el margen, las ventas bajo "Ahora 12" en mayo y junio mostraron incrementos del 32% en el rubro de muebles y 34% en el de colchones, mientras que los incrementos en julio fueron del 53% y del 50%, respectivamente.

"Las perspectivas previas al salto cambiario eran de continuidad de este rebote", admitió la entidad.

Según FAIMA, las principales preocupaciones de esta industria pasan el financiamiento de empresas tanto en capital de trabajo como inversión, "ya que se observa la liquidación de stocks a precios por debajo de márgenes para cubrir compromisos financieros" y la carga impositiva.

Leé también:  ¿Brasil inicia una guerra comercial contra Argentina?

Por tales motivos, propuso relanzar la Línea de Crédito de Inversión Productiva "para mitigar el grave problema de financiamiento pyme en el actual contexto de tasas altas".

En su defecto, propuso lanzar línea de financiamiento a tasas diferenciales de emergencia; también, reclamó facilitar el acceso Pyme a las Sociedades de Garantía Recíporoca para el aval de documentos.

Por último, consideró necesario "instrumentar urgente la ampliación efectiva del uso de factura de crédito electrónica" y "normalizar la liquidación de saldos del Ahora 12 en 48 horas, como era originalmente".