El papa Francisco pidió hoy que "los creyentes no sean legalistas" y añadió que "la fe no es un peso sobre las espaldas de la gente".

papa
El papa argentino Jorge Bergoglio pidió a los creyentes que "se inspiren más bien en la transparencia evangélica, que es el nuevo modo de hacer vivo a Jesús: él acerca Dios a la gente y para hacerlo está cerca de los pecadores. Jesús está cerca del corazón de las personas".

Así lo afirmó Francisco en la homilía de la misa que celebró esta mañana en la residencia Santa Marta, informó la agencia ANSA según lo difundido por Radio Vaticana.

El Evangelio de hoy -observó el papa- "nos dice cual era la actitud de Jesús en su catequesis, enseñaba como uno que tiene autoridad y no como los amanuenses", quienes "enseñaban, predicaban pero ataban a la gente con tantas cosas pesadas sobre las espaldas y la gente no podía seguir adelante".

"Cuántas veces el pueblo de Dios se siente no bien querido por los que deben dar testimonio: de los cristianos, de los laicos cristianos, de los sacerdotes, de los obispos. Pero, pobre gente, no entiende nada. Debe hacer un curso de teología para entender bien", añadió.

En su sermón de hoy, Francisco habló de los cuatro modelos de creyentes: Jesús, los amanuenses, el sacerdote Eli y sus dos hijos, también sacerdotes.

Para Bergoglio, Jesús "enseña con autoridad", trae consigo "el poder de la santidad" y "acerca Dios a la gente y para hacerlo se acerca a Él: está cerca de los pecadores".

"Jesús busca el corazón de las personas, se acerca al corazón herido de las personas. A Jesús sólo le interesa la persona, y Dios. Jesús quiere que le gente se acerque, que lo busque y se siente conmovido cuando la gente lo ve como oveja sin pastor. Eso es lo que la gente considera una enseñanza nueva", concluyó.