Gremios docentes y padres marcharán este viernes a la Jefatura Distrital para exigir que los chicos estudien en las condiciones que se merecen y rechazar el traslado de ese servicio educativo a las instalaciones de la Primaria Nº 54 de San José.
La EEE Nº503 hoy funciona en un pequeño espacio de la Primaria Nº 14 de Banfield.

Los padres de los alumnos de la Escuela Especial Nº503 se movilizarán este viernes a la Jefatura Distrital de Lomas para exigir que sus hijos estudien en las condiciones que se merecen y rechazar el traslado del servicio educativo dispuesto por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires al edificio de la Primaria Nº 54, del barrio de San José.

El establecimiento actualmente funciona en la vieja casa de los caseros de la Escuela Primaria Nº 14, ubicada en Alvear y Castelli. Allí asisten todos los días unos 50 chicos, de 3 a 13 años, con discapacidad motora, lo que implica que todos se trasladan con sillas postulares y distintos equipos. Por esto, el espacio que hoy tienen mínimo.

“Están en un salón chiquito, de tres por tres, y que tiene un baño en el que no entra una silla de ruedas. Nuestros hijos no tienen lugar prácticamente para nada y los docentes no pueden trabajar así”, comentó Mirta Sandra Olea Gómez, mamá de Rosario.

Leé también:  Una multitud participó de la primera Marcha del Orgullo en Lomas

La situación es complicada. Hay estudiantes que necesitan dializarse, otros que asisten con sondas o botones gástricos para alimentarse. “Como cualquiera podría imaginarse necesitan de un lugar adecuado. Por eso lo que queremos es que los funcionarios que toman las decisiones se pongan en nuestro lugar por un momento”, agregó.

Durante una reunión realizada en la escuela, el martes pasado, los padres confeccionaron un texto que este viernes presentarán a las autoridades de la Jefatura Distrital. En ella dejan en claro que rechazan “rotundamente” la mudanza de la escuela por considerarla “una propuesta facilita” y reclaman que la institución tenga su propio edificio.

“Hace 10 años nos prometieron construir la escuela en un predio de Temperley y hoy ese proyecto está totalmente paralizado. Queremos que se avance en la obra y que haya respuestas concretas porque estamos cansados de promesas”, precisaron.

Leé también:  Galería de Fotos: Una multitud participó de la primera Marcha del Orgullo en Lomas

La decisión de trasladarlos a San José significaría un enorme perjuicio para las familias y grandes inconvenientes para los chicos que deberían viajar unos 4,5 kilómetros más. No es fácil, muchos vienen desde distintos barrios, Albertina, Budge, El Olimpo. “Los chicos no son un paquete que puedan dejar y ya, es inhumano pensar eso”, dijo Mirta.

En su caso, si la mudanza de la escuela se llega a concretar, ella debería realizar nuevos trámites ante la obra social para que le autoricen el traslado de su hija. “Si eso sucede, mi hija va a estar tres meses sin ir al colegio, porque las gestiones no son fáciles”, señaló.

Antes esta situación este viernes a las 12 se concentrarán en la intersección de Garibaldi y Meeks acompañados de vecinos y gremios docentes. “Iremos a hacernos escuchar y a buscar una respuesta. De no obtener soluciones, denunciaremos ante quien corresponda este atropello hacia nuestros hijos discapacitados”, cerraron.