Hubo producciones realizadas por lomenses en especialidades como moldería, aprendiz textil y marroquinería. El cierre fue con una comida.
vecinos y funcionarios participaron del encuentro en el espacio de la calle newton.
vecinos y funcionarios participaron del encuentro en el espacio de la calle newton.

La Escuela Municipal de Oficios realizó su segunda muestra anual con la participación de los vecinos que exhibieron sus trabajos en diferentes especialidades como moldería, aprendiz textil, marroquinería y electricidad.

Indumentaria, carteras, zapatos, mochilas, bolsos, almohadones y sillones fueron algunas de las producciones que se mostraron en el establecimiento ubicado en la calle Newton 4171, en Lamadrid. Mientras que del oficio en electricidad se expusieron distintos montajes e instalaciones básicas.

“Los cursos los hacemos con una mirada social y aportando herramientas para que puedan tener competencia en el mercado laboral. También buscamos estimular el autoempleo que, debido a la crisis económica, es una alternativa utilizada por muchos vecinos ante la poca oferta de trabajo”, expresó la secretaria de Desarrollo Social, Cristina Gutiérrez, quien agregó: “Tanto en textil como en marroquinería, les damos la posibilidad de que hagan las producciones para sus emprendimientos con las máquinas del taller”.

Indumentaria, carteras, zapatos, mochilas, bolsos, almohadones y sillones fueron algunas de las producciones.

La jornada también contó con la presencia del subsecretario de Políticas Sociales; Pablo Portell; la coordinadora de la Escuela de Oficios, Julieta Tuya; y el delegado de Lamadrid, Héctor Ontivero.

Leé también:  Renuevan los jardines de Lomas con más obras de infraestructura

Luego de recibir sus diplomas, los vecinos disfrutaron de una comida. “Fue una linda jornada y quedamos contentos porque vimos muy buenas producciones. Queremos que la Escuela siga creciendo y ofreciendo más ofertas formativas. Eso será uno de los objetivos para el año próximo”, destacó Gutiérrez.

Salvo el de moldería, que es anual, los cursos tienen una duración de entre tres y cuatro meses. Los participantes reciben todo el equipamiento necesario para las prácticas que se realizan durante las clases y, una vez finalizadas, se organiza la entrega de certificados para los egresados y abren nuevas comisiones.

“Ya tenemos 160 egresados en el año de estos cursos con los que muchos vecinos formaron sus emprendimientos y otros fortalecieron los que tenían gracias al asesoramiento brindado en cuestiones como la venta por internet y redes sociales”, contó Tuya.