Eugenia Tobal decidió investigar durante su embarazo sobre los métodos para que el cordón umbilical, que es portador de gran cantidad de células madre, no termine desechado como sucede en el 99% de los casos en Argentina.

Luego de ponerse en tema, eligió un banco familiar para conservar las de su hija y guardar el cordón umbilical.

Mientras tanto, Eugenia está en la cuenta regresiva para convertirse en mamá de Ema, fruto de su relación con Francisco García Ibar.