La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) que lidera el dirigente estatal Pablo Micheli aseguró que este año procurará obtener un piso de aumento salarial de entre el 30 y el 35 por ciento, indicó la corriente.

515e02f98d1aa_260x173

Micheli sostuvo que los gremios enrolados en el sector reclamarán ese valor de incremento salarial en las paritarias. "Cada gremio sabe qué guarismo debe reclamar, pero ninguno discutirá por debajo del 30/35 por ciento", aseveró el dirigente.

Micheli afirmó que la paritaria más complicada será la de los docentes y explicó que las conducciones de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) procurarán "una síntesis entre la pauta oficial y el reclamo asambleario".

También expresó que finalmente el titular de la CGT y del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, "hablará conmigo", porque "los tiempos que vienen serán de mucha conflictividad", por lo que no descartó futuras protestas con paros y movilizaciones.

Micheli subrayó que las próximas paritarias tendrán "más trabas" y rechazó la posibilidad de que se determine un tope salarial, en tanto puntualizó que a "los empresarios no les alcanzan las ganancias y afirman que no ofrecerán más de un 20/22 por ciento".