A hora de que llegue al país la titular del FMI, Christine Lagarde, los jefes de la central obrera rechazaron en duros términos el plan de ajuste acordado con el Gobierno.

El mensaje de la central fue unánime: “No habrá consenso para el ajuste”.

La CGT reforzó su rechazo al desembarco del Fondo Monetario Internacional en el país y rechazó el rumbo económico de la gestión de Mauricio Macri con un duro mensaje dirigido a Christine Lagarde, titular del organismo que llegará mañana a Buenos Aires.

El triunviro Juan Carlos Schmid aseguró que “no habrá consenso social” para la llegada del FMI y vaticinó que el plan de ajuste que el Gobierno pretende aplicar durante los próximos años “va a abrir un frente de conflicto infinito” a nivel social.

Leé también:  Presupuesto 2019: ya con media sanción, el Gobierno amasa su plan de ajuste

La alerta se hizo escuchar desde la sede de la central obrera en una reunión abierta en la que participó la cúpula de la CGT y el resto del consejo directivo. Todos, de manera unánime, advirtieron sobre una posible escalada de conflictos a corto plazo.

“Si cuando el año pasado se reformó el sistema previsional, que contemplaba un ajuste de entre $70 y 100 mil millones, hubo un escándalo, con conflictos en las calles, creo que ahora será peor, Percibo un escenario de mucho conflicto”, anunció Schmid.

A raíz de lo que se especulaba durante los últimos días, desde la cúpula de la central descartaron la posibilidad de que se produzca un encuentro con Lagarde el fin de semana. “No está previsto y tampoco lo hemos solicitado”, aseguró Daer.

Leé también:  En un Congreso blindado, el Presupuesto va camino a convertirse en ley

Y reiteró el mensaje que bajó la CGT: “Rechazamos ir a un ajuste imposible. No hay posibilidades materiales, físicas y económicas para llevar adelante este ajuste”.

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here