El sábado al mediodía se brindará una jornada que tiene como objetivo compartir una comida con el que más lo necesita. Se esperan alrededor de 100 personas.

En el marco de la Jornada Mundial de los Pobres instituido por el Papa Francisco, se realizará el próximo sábado y por tercer año consecutivo un almuerzo solidario dentro de la Catedral Nuestra Señora de la Paz (Sáenz 438) para vecinos que viven en situación de calle y familias de muy bajos recursos.

La jornada se llevará a cabo desde las 13 y se les brindará a las familias carenciadas un asado con bebida y postre. Se espera que aproximadamente 100 vecinos se acerquen al lugar para poder compartir un lindo momento.

Leé también:  Llega al Barrio La Perla una gran peña solidaria
Mesas y sillas dentro del templo.
Mesas y sillas dentro del templo.

“Desde octubre que los lomenses colaboran con las compras y las donaciones para que se pueda llevar a cabo el almuerzo, tanto con los alimentos como con el dinero”, detalló el párroco Hugo Barrios, quien hace 4 años se encuentra en Lomas, para luego aclarar que lo único que haría falta para ese día es la lechuga y el tomate, ya que todavía no se consiguieron dichos elementos.

El cura aseguró que las mesas y sillas se pondrán dentro del templo para dejar en claro la unión, la misa, la eucaristía y el amor hacia el prójimo. También agradeció a la comunidad parroquial por la predisposición que a diario muestran para servir y ayudar a los que más lo necesitan.

Leé también:  Gran festival a beneficio de cuatro instituciones sociales de Lomas

Para finalizar, cabe destacar que todos los sábados de 10 a 12 en la sede de Cáritas Diocesana, ubicada en Pedro Rivera 279, se ofrece un servicio de aseo personal para quienes no cuenten con la posibilidad. Allí los vecinos se pueden duchar y cambiar de ropa, donde todos los objetos también son facilitados por los lomenses que viven en la zona.

“Todos somos hermanos y ellos no son invisibles a nuestros ojos, también tienen cosas para enseñarnos y queremos compartir la vida. Son dignos, pero viven otra realidad y estos gestos son valorables para poder ayudarlos”, cerró Barrios.