El ajuste en la obra pública alcanzaría los $60 mil millones.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, advirtió que si se achica la inversión en obra pública a partir del acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el sector corren “riesgo” 430 mil puestos laborales.

Si bien la letra chica del pacto con el FMI se conocerá recién el próximo 20 de junio, según trascendió desde Casa Rosada el programa incluirá un recorte de gastos en obra pública equivalente al 0,6 puntos del PBI, una cifra equivalente hoy a $60 mil millones.

“Si desaparece la obra pública, estamos frente a un problema grave, van a echar muchos trabajadores de la construcción”, detalló Weiss en declaraciones a radio Cooperativa.

Leé también:  Para el FMI, la economía argentina continuará en recesión este año

“Los ministros nos han dicho que lo más fácil e inmediato para reducir es la obra pública, si no hay consenso con otras fuerzas políticas para bajar otros rubros del gasto. Se viene un panorama muy complicado para este sector, se necesitaría políticos que piensen a largo plazo y no sé si esto es posible en este país”, analizó.

Weiss señaló que la construcción venía creciendo entre 6 y 8 puntos en los últimos meses y que ahora las variables se van a planchar. “El Gobierno dice que tiene que recortar $ 100 mil millones de los gastos que ya venía haciendo, no solamente en la obra pública. Las PPP no reemplazan este valor”, cuestionó.