El DT de Los Andes remarcó que jugaron bien al fútbol en el primer tiempo, pero que luego tuvieron que aguantar la parada debido a la gran cantidad de lesionados. Además, contó lo que fue la previa del Clásico del Sur con el plantel.
Juan Carlos Kopriva resaltó el esfuerzo, la actitud y la humidad de sus jugadores tras ganar el clásico.
Juan Carlos Kopriva resaltó el esfuerzo, la actitud y la humidad de sus jugadores tras ganar el clásico.

Invicto desde su llegada a Los Andes, Juan Carlos Kopriva remarcó que el clásico lo terminó jugando “un equipo de hombres”.

El técnico analizó la victoria de la siguiente manera: “Les pedí que trataran de ser protagonistas de entrada, hasta donde dieran las piernas y después aguantarlo. Lo pudimos abrir en el primer tiempo y me parece que fue lo mejor nuestro. Hay que tener en cuenta que contamos con un equipo con muchos lesionados en el camino y lo estamos tratando de remendar. Por suerte empezó jugando muy bien al futbol y terminó jugando un equipo de hombres para defender. Feliz por ellos, tuvieron humildad, grandeza y coraje”.

Leé también:  Con apenas 13 futbolistas, Los Andes inició la pretemporada

También contó cómo fue la previa al clásico: “Me lo imaginaba de esta manera, mostrando actitud, de que cualquier equipo que venga a Lomas le va a costar llevarse algo. Era un partido para pensar en hacer figura al compañero que tenían al lado. Y si cada uno pensaba así iban a lograr que la figura fuera el equipo”.

Y agregó: "Estos chicos han cambiado la imagen. Tuvieron humildad y demostraron un acto de grandeza porque jugaron como hay que jugar este tipo de partidos”.

El Gallardón reventó de gente. El marco fue imponente y eso también fue motivo de trabajo para el técncio durante la semana, máxime por la situación que atraviea el equipo.

El DT, Juan Carlos Kopriva, habla con el goleador, Matías Linas.
El DT, Juan Carlos Kopriva, habla con el goleador, Matías Linas.

"Hicimos hincapié sobre todo en abstraerse de lo que iba a ser el entorno, la gente, porque se preveía que iba a pasar y pasó. Fue espectacular el recibimiento. Después tuvimos el problema que se nos lesionó el Mono (Facundo) Silva en la práctica de fútbol, (Maximiliano) Fornari que no lo queríamos apurar porque no iba a llegar. Tuvimos que modificarlo. Armé con Iván (Leszczuk) y después le dije al Pola (Linas) que iba a jugar él. Trabajé incluso la pelota parada con Iván, pero yo sabía que iba a jugar el Pola poque lo había hablado con él personalmente. Era una chance que estaba esperando y salió de esa manera. Me gustó muchísimo que se anticiparan los centrales, fue un gran partido de los tres del fondo, más el trabajo mano a mano de Guille Pereira que sigue creciendo. Dimas (Morales) controlando a un difícil (Lucas) Mancinelli. Al final lo tuvimos que aguantar porque estabámos muy cansados y con un esfuerzo muy grande. Con un poco más de piernas lo teníamos que haber definido antes porque tuvimos los espacios", consideró el Vikingo.

Leé también:  Merendero solidario en el club Los Andes

El mérito es de los jugadores, pero la llegada de Kopriva fue clave para hacer el click y enderezar el rumbo de un barco que se iba a pique. "El cuerpo técnico hace su trabajo, sobre todo en confiar en ellos. Todos saben que en algún momento fueron buenos jugadores, por eso están en Los Andes. El mal momento que estaban pasando lo tenían que pasar con mucha personalidad y asumir el rol. La gente no te va reprochar nada si dejabas todo, si nos hubiesen empatado al final hubiera sido un golpe durísimo. Después está el trabajo físico con Lautaro (Kopriva) que es más que bueno, igual que Fabián (Luchetti, entrenador de arqueros). Estamos a disposición de ellos. Las victorias son de los jugadores y los felicité por el esfuerzo que hicieron", manifestó el entyrenador Milrayitas.

Leé también:  Kopriva necesita más refuerzos