El ministro de Economía, Axel Kicillof, resaltó la implementación del acuerdo voluntario de precios firmado entre el Gobierno y los representantes de las principales cadenas de supermercados y proveedores, y sostuvo que la lista de precios “garantizará acceso a las capas populares a los productos y rentabilidad razonable a los productores”. La lista de los nuevos precios acordados.

529c96e23bb6c_510x339

En este sentido, Kicillof afirmó a Télam que los artículos de la canasta "representan una porción importante de las necesidades básicas de los argentinos", y que el esquema viene a darle "previsibilidad al consumo e impedir abusos en la cadena de comercialización".

La canasta básica presentada este viernes en Casa de Gobierno por el secretario de Comercio, Augusto Costa, se compone de 100 productos y 194 precios, entre los cuales se incluyen artículos de almacén, carnes, lácteos, frutas, verduras, bebidas, procesados, panificados, de librería y productos de limpieza y perfumería.

El titular del Palacio de Hacienda explicó que “el nuevo acuerdo va a avanzar en la cadena de valor” y que esto implica “supervisar la distribución de la renta a lo largo de distintos puntos de la cadena”, y recordó que el acuerdo “es en base a la voluntad de cada empresa”, y que por lo tanto, “no es un congelamiento”, ya que “periódicamente se van a ir relevando los cambios en los costos”.

Además, Kicillof informó que el Ministerio de Economía puso a disposición de los consumidores, la web www.precioscuidados.com para que puedan verificar los precios de referencia de los productos acordados.

Los empresarios que se comprometieron a respetar el acuerdo fueron los presidentes de la Asociación Supermercados Unidos (ASU) Alfredo Coto; de la Cámara Cosmética y Perfumería, Guillermo Saraceno; Alberto Guida, de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas; Daniel Funes de Rioja, de la Coordinadora de las Industrias Alimenticias (Copal); y Marcelo Armini, de la Federación Argentina de Supermercados y Asociados.

El acuerdo, que en su primera etapa incluye a 10 grandes cadenas de supermercados y a 75 empresas proveedoras, buscará incluir en una segunda etapa a distribuidores mayoristas, cadenas de supermercados regionales y de origen asiático.