Dos amigos se unieron este año para llevar adelante esta labor solidaria que recorre diferentes clubes de Lomas, Esteban Echeverría, Almirante Brown y ya entregaron más de 50 pares y van por más.
entregando alimentos y botines.
entregando alimentos y botines.

Dos amigos se unieron para realizar una labor solidaria que apunta a que a ningún chico le falte botines a la hora de jugar un partido de fútbol. Pablo Vidotto de Monte Grande y Sebastián Ramallo de Lomas se conocieron cuando hicieron cursos de fútbol infantil y desde ese entonces decidieron colaborar para que sus alumnos ya no tengan que compartir el calzado.

“Nuestros clubes juegan en dos ligas diferentes y al ver que en jornadas con clubes muy humildes, había chicos que no tenían un calzado acorde a la actividad o que un par de botines eran usados por dos o mas niños en un mismo partido, decidimos juntos tratar de ayudarlos”, explicó Vidotto, delegado general del equipo baby de Santa Rosa de Monte Grande.

Leé también:  Habrá más de 130 artesanos en la feria Los Tilos de Banfield

Para poder llegar a más personas con ganas de colaborar, decidieron crear la página de Facebook/Dos botines x un sueño donde reciben las donaciones de calzado usado que luego se encargan de reparar y llevar a los clubes o instituciones sociales que más lo necesitan.

“Muchos de los clubes de la liga también tienen merenderos y es por eso que además juntamos o compramos alimentos y se los llevamos”, dijo el profe.

Clubes de Lomas, Almirante Brown y Echeverría son los que frecuentan y a los que hasta al momento han ayudado.

“Más de 50 pares ya entregamos y la idea es poder llegar a más chicos para que todos cuenten con sus botines. Nosotros nos encargamos de retirar las donaciones en persona”, aclaró Vidotto.

Leé también:  Las “Aguafuertes” y el paralelismo de las épocas

Respecto a la reacción de los niños al recibir su par de botines, contaron que es inexplicable la alegría que se observa en sus caritas, “es muy emocionante”.

Los que quieran colaborar con esta linda labor solidaria, sólo deben contactarse con cualquiera de los dos profes a través de un mensaje privado en la página de Facebook. Allí, luego se publica todo lo donado para que los que ayudan puedan apreciar la felicidad de los niños al recibir su calzado para jugar a lo que más les gusta.