Un ignoto cantante demandó a J Lo ante la Justicia, y la acusa de exigirle que le mandara fotos de él desnudo a cambio de ayudarlo en su carrera.

image002

Jennifer López recibió una demanda en la que se la acusa de haber persuadido a un hombre para
que le enviara fotos de su cuerpo desnudo con el objetivo de ayudarlo en su carrera musical como retribución a ese envío epistolar, en el que tenía que ir adjunto un demo con algunas de sus canciones.
El demandante es un tal Rodrigo Ruíz, quien le remitió a un tribunal de California una serie de escritos en los que jura que la morocha le prometió, hace seis años, patrocinar su futura trayectoria artística a cambio de algunas condiciones non sanctas.
Este cantante le exige a J-Lo una indemnización de US$10.000 por el trato humillante y vejatorio al que, en su opinión, le habría sometido a través de la correspondencia, aunque la investigación de la Justicia californiana tenga serios indicios de que estas cartas fueron pedidas por una impostora y no por la protagonista de “Sueño de amor”.
Este muchacho, que parece más un oportunista que una víctima real de acoso sexual, afirma que
la cantante le escribió en esas cartas que estaba “dispuesta a abandonar a su marido para casarse con él”, algo que suena muy poco creíble.
Por su parte, Jennifer López asegura que nunca tuvo contacto con este cantante y que ni siguiera
lo conoce, por lo que este tal Rodrigo Ruíz deberá sacarle el jugo a sus quince minutos de fama
antes de que la Justicia falleen su contra, y ya nadie lo recuerde.

Por Edgardo Solano