Tres hombres y una mujer que subieron al colectivo de la línea 394 intentaron secuestrar a una joven que viajaba en la unidad luego de sentarse alrededor de ella, delante, atrás y al lado.

Acorralada en el colectivo.

Cuando ella intentó levantarse, el hombre que estaba a su lado la abrazó y le apoyó en su cuello un objeto con mucho filo que no logró distinguir y le dijo “Si gritás va a ser peor”, mientras ella trataba de zafarse, él le volvió a decir “te estoy diciendo que si hacés algo va a ser peor” y volvió a clavar el objeto en su cuello. Cuando el colectivo dejó la Avenida Bruzzone, el delincuente que la abrazaba le dijo “Dale, levántate tranquila y seguime” y de esa manera la bajaron.

Leé también:  Cae un falso pastor acusado de secuestrar a una menor

Luego de eso trataron de subirla a un auto oscuro sin patente que ella no pudo identificar. Tras recibir varios cortes en su cuello y su brazo logró escapar de los delincuentes y vecinos de la zona la ayudaron a llamar a sus familiares.