En lo que va del año ya se retuvieron más de 300 vehículos y casi 2600 licencias.
Los procedimientos se realizan a toda hora y en distintos puntos del Distrito.

Los operativos de control vehicular se intensificaron en las calles de Almirante Brown y como resultado en lo que va del año ya se secuestraron 172 motos, 142 vehículos y se retuvieron casi 2600 licencias de conducir por diversas infracciones de tránsito graves.

Los procedimientos que se desarrollan periódicamente en zonas clave de la ciudad buscan evitar las picadas, que haya conductores alcoholizados al volante y que los automovilistas cuenten con toda la documentación necesaria al momento de circular.

El último fin de semana, también, luego de recibir varias denuncias de vecinos por ruidos molestos, se llevaron a cabo acciones a la altura de la Plaza Brown de Adrogué.

Leé también:  Tras el cierre de una fábrica de baterías en Burzaco, el Municipio pide que se preserven los puestos de trabajo

Allí, inspectores del Municipio y agentes de la Policía Bonaerense utilizaron decibelímetros para controlar que el sonido de los autos no superara los 55 decibeles tal como lo marcan las normas vigentes. En los controles se labraron cinco infracciones.

En simultáneo se retuvieron tres registros de conducir por falta de documentación.

“Esta es una forma más de llevar seguridad a los brownianos”, remarcó el director general de Tránsito y Transporte, Daniel Raimundo, y precisó que los operativos se realizan en zonas específicas para evitar picadas, especialmente de diversos grupos que se juntan a andar en moto.