Jefes comunales del interior presentaron un amparo. Hubo subas de 5.000% en tres años.
Participaron referentes del Cepis y del PJ bonaerense.

Un grupo de intendentes peronistas del interior en conjunto con el Cepis y el PJ bonaerense presentaron un amparo para frenar los tarifazos en la electricidad que autorizó la gobernadora María Eugenia Vidal.

La presentación judicial busca que se declaren nulas las resoluciones 1/2019 y 39/2019 del Oceba y 186/19 del Ministerio de Infraestructura bonaerense, que dispusieron subas tarifarias que en muchos casos superan el 5.000% desde diciembre de 2015.

La medida requiere a la Provincia que “se abstenga de aplicar el nuevo cuadro tarifario aprobado”, por carecer de “motivación suficiente y razonabilidad”.

“Fuimos acompañar a los intendentes que están defendiendo sus bienes patrimoniales y están desesperados por resolver esta situación que ya impacta sobre todos los sectores sociales”, dijo el senador peronista Darío Díaz Pérez, que participó del encuentro.

“Más allá de las palabras el problema es que la gente está aterrada en sus casas, y por estas horas está eligiendo entre comprar alimentos o ir a pagar los servicios”, agregó.