El programa Eco Lomas del Municipio involucra a múltiples participantes: los cooperativistas se encargan de recibir los residuos que los lomenses llevan a las plazas, pero también los retiran de los clubes y las escuelas para luego reciclarlos de forma sustentable.
En la Plaza Carlos Pellegrini de Llavallol Norte, el Punto Verde está a cargo de la cooperativa Estrella del Sur.
En la Plaza Carlos Pellegrini de Llavallol Norte, el Punto Verde está a cargo de la cooperativa Estrella del Sur.

Para avanzar en la preservación del medio ambiente y fomentar hábitos sustentables, el Programa Eco Lomas del Municipio se desarrolla en todos los barrios a través de acciones que involucran a vecinos, cooperativas, escuelas e instituciones.

“Eco Lomas va a ser exitoso si participa toda la sociedad, por eso necesitamos la colaboración de distintas personas que nos ayuden a construir una ciudad más verde”, señaló el intendente, Martín Insaurralde, quien destacó a los cooperativistas como “un conjunto de vecinos y familias que en esta crisis eligieron una forma de vida para colaborar con el cuidado del medio ambiente”.

Ya se instalaron 24 Puntos Verdes que están distribuidos en plazas, delegaciones y clubes para acercar los residuos.

Ya se instalaron 24 Puntos Verdes que están distribuidos en plazas, delegaciones y clubes para que los vecinos acerquen sus residuos como plástico, vidrio, metal, cartón, papel y tetra-brik. Las cooperativas son las encargadas de recibir estos elementos en las plazas y retirarlos de los clubes para luego trasladarlos y generar así una eficaz gestión de los residuos.

En la Plaza Carlos Pellegrini de Llavallol Norte, ubicada en Néstor de la Peña y Doctor García, el Punto Verde está a cargo de Estrella del Sur. “Dos compañeras reciben los residuos de los vecinos y luego viene una camioneta que los lleva al Ecopunto para separarlos. Esto se transforma en valor agregado y en elementos como alhajeros y alcancías que lanzamos a la venta para que los trabajadores tengan sus ingresos”, detalló Rubén Bres, presidente de la cooperativa, quien agregó: “Previamente las promotoras ambientales fueron puerta a puerta para hablar sobre la importancia del reciclado. Hoy tenemos hasta 300 vecinos por mes que se acercan a la plaza”.

se realizan capacitaciones a los vecinos.
se realizan capacitaciones a los vecinos.

Mientras que 16 operarios y cuatro choferes con un camión y una camioneta recorren Llavallol y Parque Barón para llevarse los residuos de las escuelas y otros puntos. “Cada trabajador recupera más de 120 kilos a diario. Estamos firmes laboralmente y haciendo un gran esfuerzo para sostener a 96 familias”, remarcó Rubén que, tras quedarse sin trabajo en 2001, empezó a cartonear y de a poco fue adquiriendo experiencia en el reciclado.

La Cooperativa Estrella del Sur comenzó a formarse en 2003 y lleva más de un año trabajando en Llavallol. También recibieron diez Bicicarros por parte del Municipio con el objetivo de reforzar la recolección diferenciada y puerta a puerta.

Romina Peluffo, una de las referentes de la cooperativa Plaza Libertad, remarcó que “creció bastante” la participación de los vecinos en la separación en origen de residuos. “Hoy tiene una mayor aceptación de parte de los vecinos gracias a las campañas que hicimos y todo esto empieza a tener un reconocimiento. Se nota que va funcionando cada vez mejor y hay más material para retirar”, agregó.

La cooperativa está conformada por 60 personas que trabajan de lunes a sábados en las plazas Libertad (Laprida y Posadas) y Américo Lagomarsino (Portela y Gaito) de Lomas Oeste, con dos turnos de 8 a 14.30 y de 15 a 18.30. Se dividen en grupos de 10 a 15 personas que van rotando continuamente.

Por su parte, ya se entregaron kits de separación de residuos en 130 escuelas compuestos por dos cestos de basura: uno destinado a los elementos reciclables como papel, cartón, plástico, vidrio y metal; y el otro para restos de comida, chicles, envoltorios de golosinas y residuos húmedos. La iniciativa se complementa con capacitaciones.