Los operativos de tránsito buscan evitar que haya conductores alcoholizados o sin papeles en regla.
Se retuvieron 2.594 licencias este año.

A través de controles de tránsito en todos los barrios y de operativos antipicadas, el Municipio de Almirante Brown secuestró ya 172 motos y 142 vehículos en lo que va del año, y se incautaron 2.594 licencias de conducir.

Durante el último fin de semana, con un operativo en la Plaza Brown de Adrogué se efectuaron controles de alcoholemia a los conductores y se verificó la documentación de autos y motos.

Allí actuaron agentes de la Dirección General de Tránsito y Transporte y del área de Inspección General y la Policía Bonaerense, tras recibir denuncias de los vecinos por ruidos molestos en la vía pública, en contravención de la ordenanza municipal que rige para estos casos. Para ello se utilizaron decibelímetros que controlaron que el sonido no superara los 55 decibeles permitidos por las normas vigentes, labrándose infracciones a unas cinco personas.

Leé también:  Reclaman a Trenes Argentinos que acelere la obra en la barrera de San Martín

Los operativos también se realizan en zonas específicas para evitar picadas, especialmente de diversos grupos que se juntan a andar en moto.  “Esta es una forma más de llevar seguridad a los brownianos”, remarcó el director general de Tránsito y Transporte, Daniel Raimundo.