Lorena Moukarzel, coordinadora del Auriga Running Consciente, habló sobre el entrenamiento físico en cuarentena y la adaptación necesaria para seguir adelante sin los espacios habituales.
“Lo bueno en todo esto es que han surgido muchas técnicas para movernos”.

Lorena Moukarzel es profesora de educación física y coordinadora del grupo Auriga Running Consciente. Durante la cuarentena implementó las clases virtuales como punto de encuentro con los alumnos y, sin la posibilidad de trabajar con normalidad, reconfigura el entrenamiento para ganarle al encierro.

En su visión sobre este contexto y el necesario reajuste del trabajo, afirmó que “la cuarentena nos presentó una oportunidad de desafiar nuevas alternativas, de experimentar nuestro cuerpo sin dejar de movernos”. “Estamos acostumbrados a movernos en lo conocido, en lo que ya es parte de nuestra zona de confort, así que tenemos ese desafío personal, salir de ahí pudiendo conocer técnicas distintas de entrenamiento, para movernos pudiendo fortalecer y reponernos físicamente”, explicó.

El entrenamiento habitual de un runner hace foco, justamente, en correr. Hoy, para la inmensa mayoría, esto es imposible por la falta de espacio y desde hace cuatro meses se ven obligados a adaptarse a las condiciones que ofrece el aislamiento en cada caso. Así se abre el espectro para trabajar la flexibilidad, la técnica, la fuerza, la potencia, la propiocepción y hasta la nutrición, todos aspectos que pueden quedar más relegados en el día a día normal.

Leé también:  Aumentaron hasta un 50% las consultas por dolor de espalda y de cervical en Lomas: cómo hay que sentarse frente a la compu

“La cuarentena puso en jaque a muchos que tuvieron que evaluar que, si se resistían, no iban a obtener beneficios. Así que se entregaron a experimentar trabajos nuevos, todos enfocados en estar listos para cuando nos permitan salir a correr o caminar”, amplió la coordinadora lomense.

"Nuestro cuerpo tiene que ser cuidado"
"Nuestro cuerpo tiene que ser cuidado", afirmó.

Para muestras sobra un botón. Planchas isométricas (laterales, abdominales, espinales) pueden realizarse en casa, sin precisar de ninguna herramienta extra más que el propio cuerpo y es, bien realizado, un ejercicio intenso que involucra distintos músculos del cuerpo. “Lo bueno en todo esto es que han surgido muchas técnicas para movernos, para sentirnos bien y cambiar nuestro estado de ánimo, y eso permite que uno se adapte a sus gustos y perfiles”, comentó. Y agregó: “Hay que mencionar que en todas las acciones deben respetarse la adaptación, la individualidad y el proceso progresivo con el alumno. Eso es una gran responsabilidad de los instructores, entrenadores, y coordinadores de cada una de dichas actividades”.

Leé también:  Son más de 6 mil los contagiados de Coronavirus en Lomas

En ese cuidado y en el cambio de mentalidad de quien ingresa al mundo del entrenamiento y el cuidado físico, muchas barreras caen y el velo que cubre a algunas cuestiones de la vida cotidiana desaparece. “Hoy se cuida más un celular nuevo y caro que el propio cuerpo. Nuestro cuerpo tiene que ser cuidado y hay que agradecerle todos los días que respondió a nuestros requerimientos, es importante distinguir eso”, expresó.